Ricardo Ávila
brújula

El final de un ‘Midas’

Eike Batista, uno de los empresarios de la época de Lula da Silva que perdió su libertad y sus negocios.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Opinión
POR:
Ricardo Ávila
enero 30 de 2017
2017-01-30 09:45 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

No ha pasado tanto tiempo desde cuando el nombre de Eike Batista inspiraba respeto, no solo en su Brasil natal, sino en toda América Latina. A fin de cuentas, la saga del hábil empresario que, a punta de visión, llegó a ser considerado uno de los diez hombres más ricos del mundo por la conocida revista estadounidense Forbes, era motivo de envidia y admiración.

Esa historia, quedó demostrado ayer, terminó definitivamente. El otrora magnate fue detenido en Río de Janeiro, tan pronto el avión que lo traía de Nueva York llegó a la terminal del aeropuerto carioca. Acto seguido, una caravana de vehículos lo llevó a la prisión Ary Franco, conocida por su sobrepoblación, antes de ser enviado a otra penitenciaría.

Aunque el final del imperio que empezó a derrumbarse con la quiebra de la petrolera OGX en el 2013 es conocido, no faltaba quien creía que Batista podría renacer de sus cenizas. Ahora, eso será poco menos que imposible, pues su papel en el escándalo ‘Lava jato’, que ha sacudido hasta los cimientos a la política brasileña, lo puede mantener tras las rejas durante largo tiempo.

En concreto, la justicia ordenó el arresto por su papel en el soborno del entonces gobernador estatal, Sergio Cabral, a quien le habría pagado más de 16 millones de dólares. Hoy, el exmandatario y su esposa también están en una penitenciaría, tras una vida de excesos.

La lista de implicados en un entramado que involucró inicialmente a Petrobras y cuyos tentáculos se extienden, es muy larga. Un buen número de los titanes empresariales de la época de Lula da Silva han perdido su dinero, su honra o su libertad.

Y en ese grupo está incluido este efímero Rey Midas, quien, por increíble que suene, apoya la labor de los fiscales que lo pusieron a buen recaudo.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado