Ricardo Ávila
Retrospectiva

El porqué de una cifra

Esta vez fue la construcción la que sacó la cara por los sectores de la economía que presentaron un crecimiento positivo este año.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Opinión
POR:
Ricardo Ávila
noviembre 25 de 2016
2016-11-25 07:16 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Si había alguna esperanza de que la semana que termina acabara con una buena noticia en el plano económico, esta desapareció el viernes cuando el Dane dio a conocer el comportamiento del Producto Interno Bruto de Colombia durante el tercer trimestre del 2016. Según la entidad, la expansión apenas llegó al 1,2 por ciento, una tasa que es la más baja en siete años y la cual evidencia que la desaceleración se profundiza.

Son varios los motivos por los cuales no tuvo lugar el repunte que los más optimistas esperaban. A primera vista, queda claro que el sector de minas y canteras actúa ahora como un lastre, principalmente debido a la fuerte disminución en el bombeo de petróleo. La meta del millón de barriles diarios forma parte de los recuerdos, pues ahora estamos más cerca de los 850.000.

Más inesperado quizás es el comportamiento de la agricultura, afectada por el mal desempeño del café y de los demás cultivos temporales. La ganadería de bovinos tampoco levanta cabeza, algo que merece una explicación de las autoridades encargadas del tema, cuyas políticas apuntaban a una reactivación.

Que el paro camionero con el cual comenzó el presente semestre había salido costoso, era algo sabido. Sin embargo, aparte de las consecuencias sobre el transporte, el golpe sobre las manufacturas y el comercio resulto ser muy fuerte. Tanto que los anhelos de una recuperación no se concretaron por cuenta de la debilidad de la demanda.

A su vez, el sector financiero estuvo por encima del promedio, pero también disminuye su velocidad. El cambio de tendencia es inconfundible y lleva a que se enciendan luces de alerta.

Finalmente, la construcción sacó la cara por los demás renglones, gracias al auge de las edificaciones. Al respecto los especialistas se preguntan si la mejora es sostenible y concluyen que no. Lo ideal sería que las obras civiles tomen la posta, pero eso no ha sucedido, al menos todavía.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado