Ricardo Ávila
brújula

Sin llegar aún al piso

No hay destinos que se vean dinámicos, por lo cual la reactivación de las exportaciones todavía se demora.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Opinión
POR:
Ricardo Ávila
julio 04 de 2016
2016-07-04 08:17 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Han pasado ya dos años desde cuando empezó el ciclo bajista en los precios de las materias primas a nivel global y el impacto sobre las exportaciones colombianas no cesa.

Así lo confirmó el Dane la semana pasada, cuando dio a conocer el reporte sobre las ventas externas del país en mayo.

De acuerdo con la entidad, el bajón ascendió al 20 por ciento en el mes citado, en comparación con el mismo periodo del 2015. No obstante, si se miran los 2.683 millones de dólares facturados en la presente edición, con los 5.496 millones del 2014, es evidente que la caída es cercana a la mitad.

La causa indiscutible es el desplome en las cotizaciones de los hidrocarburos, que llegaron a representar más de la mitad del total exportado y cuyo peso ahora es de una tercera parte.

A lo anterior se le agrega el retroceso del carbón y el ferroníquel, cuyo desempeño tampoco es bueno, por lo menos hasta la fecha.


En las cuentas solo se salva el oro, el cuarto renglón más importante, que se ha beneficiado en forma notoria de la volatilidad internacional.

Es verdad que en el caso de otras categorías las cosas no van tan mal. El renglón de agropecuarios, alimentos y bebidas cae menos de un 4 por ciento, debido en especial al café. De hecho, otros productos se destacan, como sucede con el banano, el aceite de palma o los artículos de confitería.

Por su parte, las manufacturas experimentan un reducción del 14 por ciento, algo en lo cual los químicos tienen una buena cuota de responsabilidad. Aquí la luz que más brilla es el equipo de transporte, pues las ventas de vehículos superan los 565 millones de dólares.

Examinados los datos, más de un experto se pregunta cuál es el piso. La duda es válida cuando se tiene en cuenta que en otras naciones latinoamericanas empiezan a verse mejorías que aquí parecen lejanas.

Sobre el papel, el segundo semestre del 2016 debería ser mejor que el primero. Para comenzar, el petróleo parece mantenerse por encima de los 50 dólares el barril, mientras que el café muestra tendencia al alza.

Sin embargo, es mejor no hacer cuentas alegres. Uno de los motivos es que mercados clave como Venezuela y Ecuador están mal y pintan peor. Al mismo tiempo, no hay destinos que se vean dinámicos, por lo cual la reactivación de las exportaciones todavía se demora.

Director de Portafolio
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado