Ricardo Ávila
brújula

Las fichas del dominó

Romper el nudo gordiano de coimas y pagos irregulares requiere valor, dedicación y persistencia.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
enero 22 de 2017
2017-01-22 04:11 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Ahora que las revelaciones sobre los sobornos pagados por Odebrecht han disparado la indignación del público en Colombia, es notoria la presión de la ciudadanía sobre la Fiscalía General de la Nación y los órganos de control para que le pongan coto a la venalidad. En tal sentido, las autoridades encargadas de extirpar el cáncer que más daño le hace a la democracia están, a la vez, frente a una oportunidad y un riesgo.

Destapar la olla podrida siempre permite identificar más eslabones de la cadena. Cuando la justicia brasileña empezó a mirar los negocios de Petrobras y el pago de comisiones irregulares, acabó apareciendo el nombre de la empresa constructora, a la cual los investigadores no tenían inicialmente en la mira.

El proceso pudo avanzar gracias a una labor profesional de los investigadores, los cuales recibieron la ayuda de otros países. Las transacciones bancarias y las cuentas en el exterior se pueden disimular, pero no borrar del todo. Encontrar el hilo y saberlo seguir para que condujera al ovillo, resultó ser fundamental, pero habría sido mucho más complicado si Brasil intenta hacerlo solo.

De la misma manera, el uso adecuado de los beneficios establecidos por colaborar con la justicia ayudó a que más de uno contara lo que sabía. Como en el dominó, una ficha puede ocasionar que las demás caigan, pero siempre necesita un empujón para que ello pase.

No menos importante en toda la estrategia es la posibilidad de una delación, explícita o anónima. La práctica obliga a saber distinguir lo que sirve y lo que no, incluyendo las estrategias malintencionadas. Aun así, y sobre todo en el ámbito municipal, hay secretos a voces que muchos saben, sobre todo cuando de esquilmar al erario se trata.

Esa debería ser a siguiente línea de acción por parte de la Fiscalía. Es verdad que la entidad ha logrado identificar culpables del desangre a la salud en Córdoba, o de la más descarada podredumbre en La Guajira. Sin embargo, la presión necesita mantenerse, especialmente cuando se tiene en cuenta que la inmensa mayoría de la contratación a nivel regional y local se hace a dedo.

Las licitaciones de uno son una práctica usual, como los acuerdos entre postulantes que saben que en vez de luchar en franca lid, es más rentable repartirse la torta.

Romper el nudo gordiano de coimas y pagos irregulares requiere valor, dedicación y persistencia. Pero, especialmente exige que la justicia opere como y cuando debe.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado