Ricardo Ávila
brújula

Llegando al piso

Las ventas externas del país están tocando fondo y la posibilidad de que reaccionen es más cercana ahora.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Opinión
POR:
Ricardo Ávila
diciembre 04 de 2016
2016-12-04 09:03 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

El dato sobre las exportaciones colombianas que dio a conocer el Dane el viernes pasado mostró una nueva caída, esta vez del 3,3 por ciento. Sin embargo, para quienes siguen el tema de cerca, el mensaje de las últimas mediciones es claro: las ventas externas del país están tocando fondo y la posibilidad de que reaccionen es más cercana ahora.

El motivo es que el ritmo de declive en las diferentes categorías se ha reducido notoriamente, así los renglones individuales muestren altibajos significativos. Puesto de otra manera, el promedio de facturación mensual se acerca a los 2.500 millones de dólares mensuales y las desviaciones con respecto a ese guarismo son ahora menos significativas.

Tal como están las cosas, el año va a cerrar en cercanías de los 30.000 millones de dólares, la mitad de lo alcanzado en el 2012. El motivo del desplome es conocido. Los precios de los bienes primarios, comenzando con los del petróleo, se vinieron abajo. Para colmo de males, mercados naturales como Venezuela o Ecuador se encuentran muy afectados por la misma circunstancia.

Aun así, hay comportamientos que llaman la atención. En el renglón extractivo, la suerte del carbón es mucho mejor ahora, pues las cotizaciones superan las de hace unos meses y existe normalidad en las principales explotaciones del mineral. Gracias a esa circunstancia, el retroceso en este caso es apenas del 5 por ciento, mientras que el del crudo y sus derivados llega al 35 por ciento.

El café también da muestras de tomar un segundo aire. Las perspectivas sobre la cosecha global le han ayudado al valor de la libra del grano, lo cual se combina con un alza en la producción interna que debería llegar a los 14,5 millones de sacos. El acumulado todavía muestra un saldo en rojo, pero este debería disminuir para diciembre.

De otro lado, los observadores destacan que las manufacturas se han comportado bien en tiempos recientes, gracias a categorías como equipo de transporte y químicos. Aquí falta un trecho por recorrer, pero hay la esperanza de que los retoños verdes que se empiezan a ver logren echar raíces más fuertes.

Tras asimilar la crisis de los pasados dos años, lo que viene es el ejercicio de buscar fuentes de crecimiento. Las condiciones no son las ideales y los obstáculos abundan, pero no hay opción diferente a intentarlo, pues desarrollo y comercio exterior van de la mano.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado