Ricardo Ávila
retrospectiva

Lo que se perdió...

Ahora, la pregunta es si en agosto podría verse una especie de rebote que compense lo sucedido.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Opinión
POR:
Ricardo Ávila
septiembre 16 de 2016
2016-09-16 05:33 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Que julio había sido un periodo malo para la economía colombiana, era algo que ya se intuía hace varias semanas. Los efectos del paro camionero, que alteró el normal desarrollo de las actividades, fueron enormes y ocasionaron pérdidas que, en muchos casos, se podrían calificar de irreparables.

Aun así, más de un analista frunció el ceño cuando el Dane dio a conocer la evolución de la industria y el comercio en el mes en cuestión. En ambos casos, los datos en rojo aparecieron, con lo cual el desempeño de dos sectores clave generó más de un interrogante.

Para comenzar, la producción manufacturera experimentó una contracción del 6,2 por ciento, que acabó con una larga seguidilla de alzas. De las 39 actividades analizadas, solo tres registraron incrementos, incluyendo la refinación de petróleo. Puesto de otra manera, de no haber sido por Reficar, el desplome no habría tenido precedentes.

La causa del mal desempeño está directamente relacionada con la imposibilidad de recibir insumos y despachar bienes terminados. Como consecuencia, en más de un caso resultó obligatorio parar las plantas porque no existían las condiciones para fabricar.

En lo que atañe a las ventas de los almacenes, el balance es más mezclado. Si bien tuvo lugar un descenso de 3,3 por ciento en la actividad, el retroceso se le puede atribuir, primordialmente, a vehículos automotores, combustibles y repuestos, los más directamente golpeados por el paro de transportadores. De hecho, cuando se excluyen de las cuentas los renglones citados se detecta un alza del 3,2 por ciento. Segmentos como bebidas alcohólicas y electromésticos, mostraron tasas de crecimiento de doble dígito.

Ahora, la pregunta es si en agosto podría verse una especie de rebote que compense lo sucedido. Esa es la esperanza de los optimistas, a pesar de que hay conciencia de que, en más de un caso, lo que se perdió, se perdió.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado