Ricardo Ávila
brújula

Otro punto de equilibrio

Cuando la destorcida de las cotizaciones comenzó, se pensaba que la corrección sería rápida, pues nadie creía que se lograrían mejoras en eficiencia.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Opinión
POR:
Ricardo Ávila
agosto 09 de 2016
2016-08-09 07:44 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

El declive que sufrieron este martes los precios internacionales del petróleo ratificó la impresión de los expertos, en el sentido de que las cotizaciones del crudo no verán repuntes importantes en los meses por venir. Si bien es improbable que el barril caiga a mínimos cercanos a los vistos al comenzar el año, tampoco parece posible una reactivación.

Lo anterior quiere decir que los valores de los hidrocarburos seguirían oscilando entre 40 y 50 dólares por barril, un nivel insuficiente para que mejoren de manera llamativa las finanzas de las compañías del sector. Esa perspectiva compromete incluso a Ecopetrol, que lucha por mantenerse en negro, a pesar de la adversidad del entorno.

Como consecuencia, la austeridad seguirá siendo la norma en las más diversas latitudes.
Ello implica no solo examinar cada partida de gasto, sino recortar personal e inversiones.
Las grandes empresas del ramo han optado por posponer algunos de los proyectos más costosos, con el fin de preservar la caja.

Si bien esa política conducirá eventualmente a restricciones en la oferta, un alza de precios no está a la vuelta de la esquina. El motivo es que el bombeo de crudo ha caído menos de lo que se pensaba, entre otros motivos porque el punto de equilibrio es el más bajo en años. Una firma de consultoría internacional, calcula que la línea de corte promedio actual para nuevos emprendimientos es de 51 dólares por barril, 19 menos que en el 2014.

Lo anterior quiere decir que el techo es más bajo que antes y que muchas explotaciones pueden sobrevivir bajo los parámetros vigentes. Cuando la destorcida de las cotizaciones comenzó, se pensaba que la corrección sería rápida, pues nadie creía que se lograrían mejoras en la eficiencia. Ahora, las cosas son distintas. Colombia debería tomar nota.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado