Ricardo Ávila
BRÚJULA

‘Periódico de ayer’

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Opinión
POR:
Ricardo Ávila
marzo 26 de 2017
2017-03-26 03:26 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

El populismo existe y es una amenaza global. Sin embargo, en Estados Unidos también está causando una fuerte respuesta social, unos ‘anticuerpos’ que combaten al jefe de la Casa Blanca, Donald Trump, dijo el director del Centro para el Desarrollo Internacional de Harvard, Ricardo Hausmann. “Apenas salió el decreto prohibiendo los viajes de los musulmanes hubo una reacción social fuertísima, la gente salió con carteles y a los inmigrantes, cuando los dejaron pasar, hubo gente recibiéndolos”, agregó.

Este suceso, sumado a denuncias interpuestas al sistema judicial para frenar dicha normativa, o a las protestas de mujeres tras la investidura de Trump en enero, debilitan al presidente. Cada vez más ‘impopular’, incluso entre los republicanos, la protesta social, la opinión pública, el sistema político y el judicial pueden servir de escudo, de ‘anticuerpos’, ante las propuestas del mandatario, consideró el economista.

Exministro de Planificación de Venezuela entre 1992 y 1993 y perseguido por su actual Gobierno, quien le ha acusado de participar en la “guerra económica” contra el país desde el exterior, Hausmann alertó sobre la existencia del populismo en dos vertientes: la política y la macroeconómica.

En la primera habría acciones como las del muro de Trump, una medida que consideró más “un símbolo” que efectiva y que sirve al republicano para dibujar una línea entre “ellos y nosotros”. En cuanto al populismo macroeconómico, usado en Venezuela, el país se endeuda para estimular su demanda, causando inflación y, a la larga, graves problemas económicos.

En opinión del experto, el populismo está “siendo muy competitivo electoralmente”, aunque no descartó que tras la pérdida del ultraderechista Geert Wilders en los comicios holandeses, le siga una derrota de Marine Le Pen en Francia, convirtiendo esta corriente política en ‘periódico de ayer’.

En este contexto, Hausmann defendió uno de los fenómenos más atacados por el populismo moderno: la migración. “Es una fuente de nuevas ideas, de nuevos talentos, de nuevo emprendimiento, tiene efectos desproporcionados porque siempre que tú traes algo de novedad, esa novedad se puede combinar con todas las cosas que ya había en el país”, explicó. En este sentido, recordó que en Harvard buena parte de los profesores son extranjeros.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado