Primero, lo primero Brújula Ricardo Ávila | Opinión | Portafolio
Ricardo Ávila
brújula

Primero, lo primero

Los consumidores colombianos apreciarían un menor costo del dinero, pero el mensaje del Emisor es que primero, lo primero.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
enero 29 de 2017
2017-01-29 02:17 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Quienes creían que el arranque de Juan José Echavarría como gerente del Banco de la República haría todo más previsible en el rumbo de la entidad, se equivocaron. El pasado viernes, los analistas se sorprendieron cuando tras una estrecha votación de cuatro votos contra tres, la junta directiva del Emisor decidió dejar inalterada su tasa de interés, en contra de las apuestas que hablaban de un recorte.

La determinación, a decir verdad, probablemente tiene una explicación distinta a la del cambio de cabeza en la entidad encargada de defender el poder adquisitivo de la moneda. Los vientos que soplan en el escenario internacional, y particularmente en Estados Unidos, llevaron a que primara la cautela.

En concreto, la preocupación imperante es que el fortalecimiento del dólar siga, por cuenta de las políticas expansionistas de la administración Trump. Si el nuevo inquilino de la Casa Blanca logra poner en marcha su programa de rebaja de impuestos y mayor gasto público, la economía estadounidense crecería más rápido. A su vez, el Banco de la Reserva Federal subiría sus intereses, con el fin de evitar un brote inflacionario.

La combinación de ambos factores influiría sobre el nivel del billete verde, que se apreciaría todavía más frente a las demás monedas. Eso quiere decir que el peso colombiano mostraría cierta tendencia a debilitarse, algo que podría impactar el costo de los bienes importados y el propio Índice de Precios al Consumidor.

Ante semejante eventualidad, triunfó la postura mayoritaria de mantener la rienda corta. Es verdad que la pendiente de la carestía es menos empinada ahora que hace seis meses, pero el dato de diciembre no fue del todo bueno. Además, resulta clave lo que diga el Dane en los días que viene, con respecto a la conocida ‘cuesta de enero’, que esta vez reflejará tres puntos adicionales de IVA.

Lo anterior quiere decir que la ortodoxia seguirá mandando la parada al interior del Banco. A pesar de que se reconoce que la economía colombiana acusa síntomas de debilidad y el equipo técnico de la institución proyecta una subida del Producto Interno Bruto de apenas 2 por ciento en el 2017, todavía no llega la época del verdadero alivio.

Para que eso suceda, la inflación tiene que seguir bajando y el panorama externo debe aclararse un poco. Los consumidores colombianos apreciarían un menor costo del dinero, pero el mensaje del Emisor es que primero, lo primero.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado