Ricardo Ávila
PROSPECTIVA

Un país en observación

La administración Santos viene de recibir una advertencia seria de Standard and Poor's.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Opinión
POR:
Ricardo Ávila
febrero 20 de 2016
2016-02-20 12:15 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Una sensación de que el tiempo se le está acabando a la economía colombiana, si de mantener su credibilidad externa se trata, fue la que quedó tras la lectura del comunicado de la firma calificadora Standard and Poor’s, emitido durante la semana que termina.

Según el pronunciamiento, los títulos de deuda pública en dólares recibieron una perspectiva negativa, que constituye nada menos que un preaviso.

En pocas palabras, el mensaje es que el elevado déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos necesita reducirse. Una de las maneras de aliviar la presión es conseguir que el agujero fiscal se mantenga bajo control, algo que será imposible, a menos que el Gobierno presente, y el Congreso apruebe, una reforma tributaria que permita aumentar los ingresos estatales.

Por tal motivo, la administración Santos viene de recibir una advertencia seria. Si no hace la tarea en los próximos meses, viene una degradación. Y aunque todavía estamos dos peldaños por encima del grado de inversión, este podría esfumarse en un abrir y cerrar de ojos, en caso de que no se haga nada.

Quien lo dude no tiene más que mirar el caso de Brasil, cuyos bonos ya están en la categoría de ‘basura’. Como consecuencia, el costo de financiamiento de la nación auriverde ha subido de manera sustancial desde el año pasado.

Y las que pagan los platos rotos no son solo las finanzas estatales. De vuelta a Colombia, Standard and Poor’s también puso bajo observación a media decena de entidades de crédito, por cuenta del deterioro en las condiciones de la economía. Esa luz de alarma no tiene que ver necesariamente con la solidez de las instituciones involucradas, pero deja en claro que estamos en el mismo barco.

Debido a ello, el Gobierno está obligado a ponerle el cascabel al gato y explicar que debe mantener la casa en orden, lo cual le exige buscar más ingresos. De lo contrario, la cuenta les saldrá cara a todos los colombianos.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado