Ricardo Ávila
brújula

Que siga la fiesta

Por cuenta del aplazamiento de un alza, las monedas de los países emergentes se fortalecieron, tal como sucedió con el peso en Colombia.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Opinión
POR:
Ricardo Ávila
septiembre 21 de 2016
2016-09-21 06:04 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

No pasó indiferente para los mercados mundiales este miércoles la decisión del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos de mantener estables las tasas de interés que les cobra a los intermediarios financieros por darles liquidez temporal. Por cuenta del aplazamiento de un alza, las monedas de los países emergentes se fortalecieron, tal como sucedió con el peso en Colombia.

Movimientos similares se vieron en Rusia, Suráfrica o Brasil, para solo mencionar tres casos. El motivo es que las inversiones en países emergentes siguen siendo atractivas, en medio de un contexto de bajas rentabilidades en las naciones más desarrolladas.

De manera complementaria, los precios de las acciones también subieron en la mayoría de las plazas del planeta. En Wall Street, el índice Nasdaq alcanzó un nuevo máximo histórico, alentado por los resultados empresariales y la percepción de que otras opciones rinden menos.

No obstante, vale la pena tener en cuenta que la fiesta no seguirá para siempre. Si algo quedó claro del pronunciamiento de la presidenta de la entidad estadounidense, Janet Yellen, es que la probabilidad de un incremento en los intereses norteamericanos antes de que termine el año es muy alta.

Quien lo dude, no tiene más que tener en cuenta que durante la votación de ayer se presentaron tres votos –de un total de diez– en favor de un reajuste inmediato. En la medida en que en los próximos meses se presenten datos aceptables con respecto a la producción y el empleo un incremento se ve seguro.

Por tal razón, el entusiasmo de los mercados globales puede tener un plazo definido. Hacer cuentas alegres con base en lo sucedido en la víspera es peligroso, sobre todo cuando la volatilidad es todavía la norma y no la excepción.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado