Ricardo Ávila
retrospectiva

El efecto Donald

Los índices en Wall Street llegaron a máximos, bajo la impresión de que la política de recortar impuestos e será buena para balances empresariales.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Opinión
POR:
Ricardo Ávila
noviembre 11 de 2016
2016-11-11 09:09 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

En un año de sorpresas electorales, ninguna supera el efecto que produjeron los escrutinios del martes en Estados Unidos, cuando Donald J. Trump fue elegido como el presidente número 45 de la nación más poderosa del mundo. A pesar de perder el voto popular frente a Hillary Clinton, el sistema vigente le permitió al magnate de 70 años imponerse como el sucesor de Barack Obama.

Las repercusiones de la victoria del candidato republicano fueron incontables, tanto desde el punto de vista de la política como de las reacciones en el campo internacional.
No obstante, los efectos más tangibles se vieron en el terreno de la economía.

Y es que después de unas horas de nerviosismo, los mercados de valores estadounidenses tuvieron un notable resurgimiento. Los índices accionarios en Wall Street llegaron a nuevos máximos, bajo la impresión de que la política de recortar impuestos e impulsar el gasto público será buena para los balances empresariales.

La otra cara de la moneda, sin embargo, se vio en las economías emergentes. El primer coletazo del huracán se sintió en México, que observó cómo el peso se depreció en más de 10 por ciento, alcanzando niveles de 21 por dólar. La perspectiva de que el país de los aztecas vea gravadas las exportaciones que le hace a su vecino del norte, oscurece las posibilidades de la segunda economía más grande de América Latina.

Pero ese caso no fue el único en donde sopló el viento con fuerza. En general, las economías emergentes vieron cómo los inversionistas salieron de sus posiciones en títulos de renta fija y variable, con lo cual la depreciación de las monedas locales se convirtió en la constante desde Asia hasta aquí.

Colombia no fue la excepción a esa norma. Tras una calma inicial, el peso se acercó al límite simbólico de los 3.200 por dólar. Y aunque, por ahora, todo indica que habrá una gran volatilidad, el efecto Donald estará presente.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado