Ricardo Ávila
retrospectiva

La vulnerabilidad está ahí

Desde hace meses, los expertos han hecho sonar sus alarmas ante el ritmo lento de la economía colombiana.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
diciembre 01 de 2017
2017-12-01 07:34 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Desde hace meses, los expertos han hecho sonar sus alarmas ante el ritmo lento de la economía colombiana. Aunque el fenómeno no es nuevo, la desaceleración del primer semestre se ubicó por debajo del límite de lo aconsejable. Y si bien entre julio y septiembre tuvo lugar una tímida recuperación, en el acumulado de los tres primeros trimestres del 2017, la cifra es 1,5 por ciento anual.

Tales consideraciones son importantes por las consecuencias sociales que tienen. Un análisis del Departamento de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá, sostiene que se necesita que el PIB se expanda entre 2 y 2,5 por ciento al año para contener el alza del desempleo.

Como eso no ha ocurrido, la desocupación muestra tendencia al alza. Así lo confirman los datos del Dane correspondientes a octubre y dados a conocer durante la semana que termina, en los que fue notoria una caída en la demanda de trabajadores. El balance podría haber sido peor, de no haberse reducido también la oferta laboral.

Pero más allá de las explicaciones puntuales, la inquietud de los analistas es que la capacidad de consumo de la población se reduzca, lo cual daría lugar a un círculo vicioso que sería indeseable. Además, ello aumenta la probabilidad de que las conquistas conseguidas en lo que atañe a la reducción de la pobreza no se puedan mantener. En América Latina ya ha tenido lugar un retroceso notorio, evidente especialmente en Brasil.

Y es que si bien el tamaño de la clase media se duplicó en Colombia, en lo corrido del siglo, la proporción más alta de la población pertenece a lo que se conoce como los vulnerables. En esa categoría están los individuos que cuentan con ingresos suficientes para cubrir sus necesidades, pero que pueden dar un paso atrás si se quedan sin empleo, pues no tienen ahorros para soportar ese golpe.

Debido a ello, es crítico crecer más rápido. Las perspectivas para el 2018 son mejores, pero hasta que no se concreten, será difícil que la contratación de personal reaccione.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado