Ricardo Ávila
retrospectiva

Un cambio de viento

Que los meses que han transcurrido este año no han sido los mejores para la economía colombiana, es una verdad que pocos discuten.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
junio 09 de 2017
2017-06-09 08:26 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Que los meses que han transcurrido este año no han sido los mejores para la economía colombiana, es una verdad que pocos discuten. Las cifras muestran que el 2017 sigue muy por debajo de la expectativas iniciales, como bien lo comprobó el reciente reporte sobre el primer trimestre, cuando la expansión del Producto Interno Bruto apenas llegó al 1,1 por ciento anual.

Debido a ello, diversas entidades vienen recortando su pronóstico para el año completo. La más reciente fue el Banco Mundial, que durante esta semana habló de un crecimiento del 2 por ciento, medio punto menos de lo que había dicho hace unos meses.

Al respecto, no falta quien señale que para que dicha proyección se cumpla, el semestre que viene necesita ser mucho mejor que el que termina. Tal afirmación es recibida con escepticismo por más de un ciudadano.

Sin embargo, hay indicios de que las cosas pueden empezar a mejorar. Así se desprende del informe entregado por la firma especializada Raddar, según la cual el gasto de los hogares cayó 0,5 por ciento en términos reales durante mayo. Aunque el dato es negativo, es el menos malo en lo que va del 2017 y ademas supera el estimativo original.

Bajo ese punto de vista, existe la posibilidad de que en junio este indicador pase del rojo al negro, con lo cual terminaría una seguidilla de 12 meses de decrecimientos. Las causas de que se empiece a ver la luz al final del túnel están relacionadas con el comportamiento de algunos agregados clave, así el pesimismo sea la nota reinante en la opinión.

De tal manera, la baja en el ritmo de la inflación –que va en 4,37 por ciento anual– mejora la capacidad adquisitiva de los hogares. Adicionalmente, los descensos en la tasa de interés que maneja el Banco de la República están empezando a ser sentidos por los usuarios del crédito. Y esos dos elementos sirven para que el viento que soplaba en contra, empiece a soplar tímidamente a favor.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado