Ricardo Ávila
retrospectiva

Una luz que se enciende

No es la tasa de crecimiento más alta, pero el balance para las exportaciones al cierre del primer trimestre podría calificarse como positivo.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
mayo 04 de 2018
2018-05-04 07:34 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

No es la tasa de crecimiento más alta de los tiempos recientes, pero el balance para las exportaciones al cierre del primer trimestre del 2018 podría calificarse como positivo. El motivo no es solo que el aumento en las ventas externas sea de 10 por ciento en dólares, sino que por fin los sectores de mayor valor agregado empiezan a mostrar dinámicas llamativas.

Así se desprende del reporte que entregó el Dane durante la semana que termina. Y es que si bien el capítulo de combustibles y productos de las industrias extractivas registró el incremento más alto –gracias al buen comportamiento del carbón y el petróleo–, ese avance del 16 por ciento se explica primordialmente por los mejores precios internacionales.

En cambio, el salto del 15 por ciento de las exportaciones de manufacturas entre enero y marzo está más atado a la conquista de nuevos clientes y mercados, pertenecientes a diferentes segmentos y geografías. En tal sentido, hay que destacar que el ramo de químicos despachó bienes por 759 millones de dólares en el periodo señalado, mientras que en el caso de equipo de transporte –vehículos automotores– la suma alcanzó 366 millones de dólares.

Tales ejemplos encienden una luz de esperanza, incluso en estos tiempos en los que ha tenido lugar un proceso de revaluación del peso. Aunque todavía es muy temprano para celebrar, la tendencia empieza a ser alentadora.

Lo ocurrido no desconoce que existen amenazas en el horizonte. La principal es la de una guerra comercial de amplio espectro, por cuenta de las medidas que viene tomando la administración Trump, las cuales obligan a Colombia a moverse en el campo de la diplomacia y a jugar sus cartas con inteligencia.

Tampoco es despreciable el frente cambiario o la aparición de decisiones proteccionistas como las que viene de adoptar Ecuador. A lo anterior se suma la confianza de los empresarios que siguen con interés el desarrollo de la campaña presidencial, cuyo resultado podría ir a favor o en contra de futuras decisiones de inversión. Pero aun así, el arranque del año fue con el pie derecho.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado