Sin cuentas alegres Retrospectiva Ricardo Ávila | Opinión | Portafolio
Ricardo Ávila
retrospectiva

Sin cuentas alegres

El viernes, el barril de la variedad Brent se acercó a los 55 dólares el barril, casi 15 por ciento más que a mediados de noviembre.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
diciembre 02 de 2016
2016-12-02 07:45 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Eso de que el fuego no se apaga con gasolina, a veces no es tan evidente. Tal es la conclusión que surge al observar lo ocurrido con el precio del petróleo, cuyo inesperado repunte es lo más destacado en la semana que termina.

Y es que por cuenta de un sorpresivo consenso entre los socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) la cotización del crudo llegó a sus máximos del año. El viernes, el barril de la variedad Brent se acercó a los 55 dólares el barril, casi 15 por ciento más que a mediados de noviembre.

La razón es que los grandes productores acordaron recortar sus ventas en 1,2 millones de barriles diarios a partir del próximo primero de enero, un volumen suficiente para eliminar el exceso de oferta que es el principal responsable del desplome en los hidrocarburos. Si los compromisos se cumplen, vendría una normalización paulatina que le caería muy bien a aquellas naciones que dependen de los bienes primarios y en particular de los insumos energéticos.

Colombia se encuentra en esa lista. Todavía las ventas de petróleo y sus derivados representan casi la mitad de la facturación externa. Sin ir más lejos, el Dane viene de reportar que entre enero y octubre las exportaciones de dicho segmento llegaron a 8.187 millones de dólares, 35 por ciento menos que en igual periodo del 2015.

Ahora, las perspectivas para el 2017 cambian. Los pronósticos de los expertos hablan de valores promedio que oscilarían entre 55 y 60 dólares para el barril de crudo. De cumplirse la predicción, la suerte del ramo variaría en forma radical, a pesar de que todavía esté a años luz de la bonanza reciente.

Con todo, vale la pena tener en cuenta que las incógnitas son amplias. Aparte del conocido incumplimiento de los integrantes de la Opep en ocasiones pasadas, no hay que olvidar la respuesta de los demás productores. Por eso, lo aconsejable es no hacer cuentas alegres, para no cometer errores.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado