Ricardo Ávila
brújula

Un cartel que cumple

El exceso de oferta de épocas recientes terminó y lo que se observa es una caída paulatina en los inventarios que son todavía cuantiosos.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
febrero 12 de 2017
2017-02-12 12:11 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

No es usual que el precio del barril de petróleo suba un dólar o más en una sola jornada.

Pero eso fue lo que sucedió el viernes, cuando las cotizaciones internacionales del crudo tuvieron un repunte, que no pasó desapercibido para los interesados en el tema, y se acercaron a los 57 dólares en el caso de la variedad Brent, que es la que nos importa.

El motivo del avance fue un reporte entregado por la Agencia Internacional de Energía, según el cual los recortes en la oferta de crudo acordados a finales del año pasado por los socios de la Opep y otros productores importantes, se están realizando. De acuerdo con la entidad, tan solo en lo que atañe al cartel, la baja supera el millón de barriles diarios.

Como consecuencia, el exceso de oferta de épocas recientes terminó y lo que se observa es una caída paulatina en los inventarios que son todavía cuantiosos. Debido a ello, el valor de los hidrocarburos está en un punto sustancialmente más elevado que un año atrás cuando la situación parecía estar fuera de control, pero nada indica que una bonanza de precios esté a la vuelta de la esquina.

Por ahora, lo sucedido es notable, debido a que la mayoría de naciones que se comprometieron con cerrar un poco la llave, lo están cumpliendo. Eso rompe con lo que había sido tradicional en la Opep, en donde lo usual había sido el salirse de la fila.

Es verdad que otros siguen en lo suyo, que es desarrollar campos y bombear más. En Estados Unidos, las zonas de donde se saca el petróleo de esquisto observan un ritmo mucho más intenso, pues hoy el número de explotaciones que son rentables es mayor que el de pocos meses atrás. Sin embargo, el efecto neto es menos significativo de lo que se llegó a pensar, al menos por ahora.

Por cuenta de la nueva realidad, los países que venden crudo ven el futuro con mayor tranquilidad. Tal es el caso de Colombia, que va a salir ganando, algo que se notará en las cifras de ventas externas y, eventualmente, de regalías.

El ingreso previsto de divisas es ahora más elevado, lo cual se expresa en una tasa de cambio que arranca hoy en cerca de los 2.850 pesos por dólar. Implícitamente, el mensaje de los mercados es que las condiciones son más propicias ahora para una devaluación de la divisa, siempre y cuando no vengan variaciones drásticas en el panorama de hoy.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado