Ricardo Ávila
brújula

Una tragedia de verdad

El impacto será imborrable para Chapecó, una población cuyo nombre en lengua guaraní quiere decir “lugar desde donde se ve el camino de plantación”.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Opinión
POR:
Ricardo Ávila
noviembre 29 de 2016
2016-11-29 08:26 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Fueron incontables las reacciones en el mundo por cuenta de la fiesta futbolera que nunca tuvo lugar. En miles de diarios y portales de internet, la noticia sobre la caída del avión que transportaba a los integrantes del club Chapecoense, en cercanías del aeropuerto de Rionegro, acaparó la atención de los lectores de todo el planeta.

Faltan los resultados de las investigaciones que se encargarán de determinar las causas de una tragedia que enluta a 71 hogares brasileños y bolivianos. Pero el impacto será imborrable para Chapecó, una población de la cual la mayoría de los colombianos jamás había escuchado y cuyo nombre en lengua guaraní quiere decir “lugar desde donde se ve el camino de la plantación”.

El motivo es que el municipio de 200.000 habitantes no es el más grande del estado de Santa Catarina, ubicado al sur del Brasil. Dicho territorio, junto con los de Paraná y Río Grande do Sul, se destaca por sus particularidades tanto culturales como económicas.

En el caso de las primeras, la llegada de inmigrantes de países como Alemania y Polonia marcó para siempre las características de una región enclavada entre Uruguay, Argentina y Paraguay. La topografía montañosa y el clima de estaciones, en donde no es extraña la nieve en los meses de invierno, acogió a miles de personas procedentes del Viejo Continente que conserva las costumbres de sus ancestros.

Pero quizás más significativo es la presencia de pequeños propietarios agrícolas que se han insertado en las corrientes de la globalización. En contraste con la recesión que golpea al país, en esta esquina brasileña se han mantenido los índices de consumo y aparecen nuevas oportunidades de negocios. Y todo pintaba mejor, hasta que el destino tomó un giro que nadie esperaba.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado