Y esto es solo el comienzo, Brújula Portafolio, 10 de enero de 2017 | Opinión | Portafolio
Ricardo Ávila
Brújula

Y esto es solo el comienzo

El 2017 comenzó de manera accidentada para México y no parece que vaya a mejorar.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
enero 09 de 2017
2017-01-09 05:24 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

La frase se le atribuye al dictador Porfirio Díaz, aunque su verdadero autor es un intelectual nacido en Monterrey. Pero independientemente de quién la haya dicho, muchos la citan por estos días: “Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”.

El motivo es la zozobra que vive el país de los aztecas y cuya fuente principal radica en su vecino del norte. El arranque del 2017 fue particularmente turbulento, cuando la decisión gubernamental de incrementar en 20 por ciento el precio de la gasolina derivó en disturbios y saqueos, golpeando todavía más la maltrecha imagen del Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Y ese puede ser tan solo el abrebocas de lo que viene, pues la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca plantea enormes desafíos en el manejo de las relaciones binacionales. Hasta la fecha lo que se ha visto es una notoria caída del peso mexicano, el cual superó la cota de los 21,5 por dólar, lo que equivale a una devaluación de casi 21 por ciento en los últimos 12 meses.

Por cuenta de esa situación el ritmo inflacionario llegó en diciembre a su nivel más alto en dos años. Aunque la cifra de 3,4 por ciento anual puede parecer baja, la tendencia apunta a una aceleración, sobre todo después de los incrementos más recientes. Dicha circunstancia castiga el poder adquisitivo de los hogares y se vuelve un caldo de cultivo para el descontento.

Más difícil todavía puede ser la caída en la tasa de inversión, que tendría efectos sobre los niveles de empleo. Los trinos de Trump ya desembocaron en la cancelación de un par de proyectos que habrían generado unos 4.500 puestos de trabajo bien remunerados, pues las compañías norteamericanas no quieren ser objeto de los dardos del magnate.
A lo anterior hay que agregarle las posibles medidas de corte proteccionista que llegarían a afectar seriamente uno de los corredores de comercio más dinámicos del mundo. En el caso más extremo, la recesión asomaría sus orejas, algo que desataría otro tipo de fuerzas.

Para citar un caso, la situación política podría cambiar radicalmente, pues una postura que combine nacionalismo y populismo ganará adeptos. Peña Nieto trata de tender puentes, pero las voces piden más firmeza que entendimiento, mientras las nubes de tormenta se siguen acumulando en el horizonte de dos vecinos que están lejos y cerca.

Director de Portafolio
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado