Ricardo Rojas Parra

El impulso sueco

Ricardo Rojas Parra
Opinión
POR:
Ricardo Rojas Parra
mayo 19 de 2016
2016-05-19 09:22 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc3378e33d.png

Suecia ha venido recuperándose de manera paulatina, pero exitosa de los efectos que trajo consigo la crisis financiera en el 2009. Según la Ocde, el crecimiento del país nórdico ha tenido una tendencia creciente y estable desde el 2012, periodo en el cual no registro crecimiento. Para los años venideros, la variación del PIB pasó del 1,23 por ciento en el 2013 al 2,91 por ciento en el 2015.

Estos buenos resultados macroeconómicos han venido de la mano de un empujón positivo desde el consumo y la demanda interna. Según La Encuesta Económica de Suecia (2015) de la Ocde, el consumo privado volvió a registrar un comportamiento al alza, con cifras superiores a dos dígitos, que desde el 2011 no se había visto, pasando de valores de 0,9 y 2 por ciento en el 2012 y el 2013, respectivamente, a una variación anual en el consumo de 2,4 por ciento en el 2014 y 2,8 por ciento en el 2015.

Lo anterior evidencia que los ciudadanos han mantenido una confianza generalizada en las políticas implementadas en el país. Siguiendo con esta línea, la demanda doméstica ha tenido un comportamiento positivo y un rápido crecimiento en el periodo analizado. Si bien entre el 2012 y el 2013 pasó de -0,2 a 1,2 por ciento, para el 2014 se ubicó en 3,5 por ciento, y se mantuvo cercano a esos dígitos en el 2015, 3 por ciento.

Es importante resaltar que pese a que gran parte del PIB corresponde al comercio internacional, Suecia ha buscado implementar nuevas rutas de acción. La gran naturaleza exportadora del país se ve reflejada en el peso que tienen dentro del producto interno. Según Global Finance (2015) el comercio internacional representa 45 por ciento del total del producto interno, con exportaciones hacia Noruega, Dinamarca, Alemania y Reino Unido. Si bien el sector de bienes representa casi dos tercios de las ventas externas, el de servicios ha mostrado una dinámica creciente.

Según la Unidad de Inteligencia The Economist. Se espera el que sector servicios tenga un porcentaje de crecimiento sobre el PIB del 2,4 por ciento en el 2016, y el de la industria sea el 3,8 por ciento.

Pese a ello, las perspectivas para los años venideros parecen ser muy positivas, teniendo en consideración la estrategia de exportación sueca para forjar relaciones comerciales sólidas. Según la Oficina de Gobierno de Suecia, se plantea que con la estrategia de exportación se logre llegar a mercados emergentes, prestando atención a que los bienes, servicios y sistemas deben alcanzar la parte alta de la cadena de valor. En este sentido, el país lograría mantener los niveles de desempleo bajos y con ello continuar impulsando el consumo privado interno.

Esta estrategia pone en el radar a países latinoamericanos para forjar relaciones comerciales. De allí que la industria colombiana pueda aprovechar esta coyuntura para generar alianzas comerciales que antes no se había contemplado.

Ricardo Rojas Parra
Economista - Profesor universitario
riropa@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado