Ricardo Rojas Parra

Colombia, economía próspera

Algunos analistas, como Fitch y Banco Mundial, han proyectado un crecimiento económico para el país por encima del promedio latinoamericano.

Ricardo Rojas Parra
Opinión
POR:
Ricardo Rojas Parra
enero 30 de 2013
2013-01-30 12:06 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc3378e33d.png

En este 2013, Colombia tiene la oportunidad de continuar la senda de crecimiento que ha venido consolidando en los últimos años. Algunos analistas, como la agencia calificadora Fitch y el Banco Mundial, han proyectado un crecimiento económico para el país por encima del promedio latinoamericano. Si bien existe un alto grado de incertidumbre respecto al sector externo, son varias las razones para ser optimistas acerca de la economía colombiana durante este año.

En primer lugar, los indicadores del mercado laboral podrían seguir el fortalecimiento exhibido en el 2012. Según la Encuesta de Perspectivas Económicas, existe un entorno empresarial positivo en el que el 50% de las compañías tiene pensado contratar más personal y el 60% incrementar sus inversiones. Adicionalmente, la reducción de los impuestos parafiscales aprobada en la reciente reforma tributaria podría incentivar la contratación de mano de obra formal, lo que reduciría los elevados índices de informalidad de la población económicamente activa, que actualmente superan el 50%, y abarataría el costo de contratar a un trabajador, lo que podría mantener la tasa de desempleo en un solo dígito. 

En segundo lugar, la firma y negociación de distintos TLC han demandado una mayor inversión en infraestructura, la cual es necesaria para afrontar de manera competitiva la internacionalización de la economía nacional. En el 2012, entró en vigencia el TLC con Estados Unidos, se firmó un acuerdo comercial con la Unión Europea, se cerraron las negociaciones con Korea y se dio inicio a un proceso comercial con Japón. En buena hora, el Gobierno anunció una inversión sin precedentes de $40 billones en este frente para el 2013, ya que, de ser bien ejecutados, podrían ayudar a superar el rezago de 40 años que tiene Colombia en esta materia. 

En tercer lugar, se espera que la reducción de las tasas de interés realizada por el Banco de la República en el último semestre del 2012 tenga efectos positivos sobre el consumo y la inversión de este año. Se estima además que la construcción de 100.000 casas nuevas prometidas por el Gobierno puede aportarle un 2,2% de crecimiento adicional al sector de la construcción, lo que fomentaría su repunte después de la desaceleración vivida el año anterior.

También vale la pena resaltar que el anuncio realizado por el Ministro de Salud hace algunos días sobre la presentación de un proyecto que reforme la Ley 100 va en la dirección correcta de mejorar la calidad del servicio de salud que reciben a diario miles de colombianos. 

Por último, es importante mencionar que la reducción del precio internacional de las materias primas y la revaluación de la tasa de cambio son dos de los desafíos más importantes que tienen que enfrentar las autoridades económicas este año. En el primer caso, se debe buscar la diversificación de la canasta exportadora ya que el 50% de estas son por petróleo, mientras que en el segundo se deben evitar las nefastas consecuencias sobre la industria y el agro que produce la enfermad holandesa. 

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado
Colombia, economía próspera | Opinión | Portafolio