Ricardo Rojas Parra

Colombia y Japón

El déficit comercial entre los dos países ascendió, en solo dos años, a US$1.111 millones.

Ricardo Rojas Parra
POR:
Ricardo Rojas Parra
febrero 07 de 2013
2013-02-07 11:47 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc3378e33d.png

Desde el restablecimiento de las relaciones de Colombia con Japón en 1955, el vínculo entre las dos naciones se ha ido desarrollando con solo dos herramientas formales y legales de comercio bilateral. La reafirmación del Tratado de Amistad, Comercio y Navegación, firmado en 1908, y el Convenio referente a la cooperación técnica, acordado en 1978.

Ahora, el comercio de Colombia con la tercera economía mundial entra en una nueva etapa con el inicio de la primera ronda de negociaciones del Acuerdo de Asociación Económica, realizada en diciembre del 2012. Con este nuevo panorama se espera que el intercambio comercial tenga reglas claras y estabilidad a mediano y largo plazo.

En los últimos años, la economía japonesa ha presentado niveles de crecimiento bajos, incluso negativos (-0,7%, 2011 y 2%, 2012, y expectativas de 1,3% para el 2013), luego del terremoto del 2011 y la crisis económica mundial. Sin embargo, con un PIB de US$5’866.540 millones, una población de 127’799.000 habitantes, su histórica capacidad de recuperación, la inversión en gasto público destinada a la reconstrucción, la reactivación de las exportaciones bajo el escenario de depreciación del yen y la política de inversión en el exterior, pone a Colombia frente a un escenario atractivo para su política de comercio exterior.

El déficit comercial entre los dos países, que en el 2010 era de US$575,9 millones ascendió, en solo dos años, a US$1.111,3 millones, esto revela el rápido incremento comercial entre las dos naciones, dado principalmente por el aumento de las exportaciones de Japón hacia Colombia, que le representan a Japón solo el 0,2% del total de sus ventas externas.

El fortalecimiento de las relaciones comerciales proporciona la oportunidad de ampliar las importaciones de los principales productos japoneses en el sector automotriz, maquinaria industrial e insumos industriales a menores precios, beneficio que se traslada directamente a los productores nacionales y a los consumidores.

El aumento de las exportaciones nacionales, que están en su mayoría representadas por el café (63,4%) y las flores (15,4%), impulsan estos sectores que hoy están afectados por el bajo precio del dólar. Adicionalmente, es una oportunidad para que la economía nacional diversifique sus exportaciones, donde el sector agrícola, la minería, la industria y el turismo tengan un papel protagónico en la economía japonesa.

También, la IED proveniente de Japón, que entre el 2001 y el 2010 fue de US$39,4 millones, tiene oportunidades de incrementarse gracias al Acuerdo para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones, firmado en septiembre del 2011 entre los dos países. Esto favorecerá el crecimiento económico colombiano, generando empleo, contribuyendo a la infraestructura y a la diversificación de la estructura productiva.

En conclusión, el fortalecimiento de las relaciones comerciales con una de las mayores economías mundiales ubica al país en un entorno económico favorable a corto, mediano y largo plazo.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado