Ricardo Rojas Parra

Perú y el petróleo

Ricardo Rojas Parra
Opinión
POR:
Ricardo Rojas Parra
diciembre 19 de 2014
2014-12-19 12:24 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc3378e33d.png

La marca Perú ha expandido su reconocimiento a nivel mundial. Su sello pretende transmitir el potencial que ofrece la región Inca, no sólo por su gran atractivo turístico, que representa el 3,7 por ciento de Producto Interno Bruto del país, sino por un sector que demuestra gran importancia dentro de la economía, como lo es el minero-energético. En la actual coyuntura es clave analizar el impacto que este país extractor de petróleo, gas y minerales enfrenta con la caída en los precios del petróleo a nivel internacional.

Según la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, los hidrocarburos representan el 12 por ciento exportado por Perú, produciendo 168.000 barriles diarios. Comparado con países latinoamericanos pertenecientes a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), su producción resulta ser una tercera parte de la producción diaria de Ecuador, estimada en 550.000 barriles diarios, y tan solo una dieciseisava parte de la producción diaria de Venezuela, estimada en 2,7 millones de barriles. Por lo cual, Perú resulta ser un país importador de crudo dada la ventaja comparativa de sus pares.

Ahora bien, la fluctuación que ha venido teniendo el barril de petróleo ha llamado la atención tanto de países importadores como exportadores de la región, teniendo un desplome de casi el 30 por ciento desde junio del presente año, donde actualmente el precio del barril oscila los 67 dólares.

En este escenario, ante la caída en los precios del petróleo se esperaría un impacto positivo en la balanza comercial de hidrocarburos, aliviando el déficit energético de la última década. Según el Ministerio de Minas y Energía (Minem), para el 2013 las exportaciones de petróleo ascendieron a 5.115 millones de dólares y las importaciones a 6.469 millones, así que una caída en el precio del crudo abarataría los costos de importación para el 2014, debido a la tendencia importadora de Perú.

Sin embargo, el cuidado debe radicar al interior de la economía peruana, ya que este sector ha representado desde hace una década el 16 por ciento del PIB agregado. Al analizar la matriz energética de Perú, publicada por el Ministerio de Minas y Energía, el petróleo representa el 46 por ciento de la participación por fuentes, seguido de gas natural (27 por ciento), biomasa (13 por ciento), hidroenergía (11 por ciento) y carbón (4 por ciento); donde el petróleo alimenta el transporte, la industria, el sector residencial y comercial y la generación eléctrica. La importancia del ramo minero-energético va de la mano con el desarrollo de megaproyectos en de la región, que van en conexidad con el desarrollo integral de los hidrocarburos líquidos y el gas. Adicionalmente, es una plataforma de empleo y estabilidad en la economía.

Estos vientos favorables para Perú hay que tomarlos con cautela. Aunque las cotizaciones del crudo han estado en declive, los países exportadores de petróleo como Venezuela están acordando medidas para incrementar el precio de este. Queda evaluar las dinámicas que seguirá teniendo a nivel mundial.

Ricardo Rojas Parra
Economista. Profesor universitario
riropa@gmail.com
 

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado