Ricardo Rojas Parra

Perú seguirá creciendo en el 2014

Ricardo Rojas Parra
POR:
Ricardo Rojas Parra
febrero 14 de 2014
2014-02-14 01:00 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc3378e33d.png

Desde hace casi una década, Perú ha venido mostrando el gran potencial que tiene para alcanzar un desarrollo sostenido y que genere bienestar para su población. Entre el 2002 y el 2012, el crecimiento promedio del país vecino fue de 6,4 por ciento y el ingreso per cápita pasó de estar en los 5.376 dólares (PPP-Paridad de Poder Adquisitivo) a ubicarse por encima de los 11.400 dólares (PPP) anuales.Aun cuando en el 2013 se registró un crecimiento por debajo de la media(5,1 por ciento),la Cámara de Comercio de Lima estima que para el 2014 habrá un repunte en la actividad económica, que lleve a que el PIB se incremente 5,7 por ciento y a que Perú sea el líder de la región en este frente.

Si bien los menores precios de las materias primas y una disminución en la dinámica de desarrollo de sus principales socios comerciales dificultan dicha tarea, son varias las estrategias que tiene el Gobierno Nacional para mantener al país en su senda de crecimiento. Un manejo adecuado de las políticas macroeconómicas, un aumento del gasto público en infraestructura, la implementación de reformas que promuevan la eficiencia del Estado y fortalezcan los mercados de capitales, así como la puesta en marcha de medidas que aceleren la ejecución del gasto son algunas de las iniciativas.

En ese sentido, se espera que grandes proyectos de extracción de cobre entren en funcionamiento este año (caso de Toromocho y Las Bambas) y que el nivel de producción minera jalone parte de la economía peruana. Otras de las actividades que impulsarían el crecimiento por el lado de la oferta agregada serían aquellas realizadas en los sectores no primarios y que están relacionadas con la construcción (9 por ciento), los servicios (6,5 por ciento) y el comercio (6,2 por ciento). Tales actividades junto el turismo, transportes y comunicaciones generarían más de 78 mil puestos de trabajo en ese país.

Por el lado de la demanda, además del gasto en infraestructura, se calcula un ascenso de las exportaciones producto del cobre y de la firma del acuerdo comercial con los países que conforman la Alianza del Pacífico (Colombia, Chile y México). La inversión privada, por su parte, crecería 8 por ciento aproximadamente, mientras que el consumo privado se conservaría alrededor del 5,4 por ciento, debido al mayor ingreso per cápita y a la ampliación de la clase media, que ha comenzado a adquirir productos de mayor valor agregado y mejor calidad.

Finalmente, aun cuando se auguran buenos vientos este año para la economía peruana, no se debe olvidar que todavía dicha nación necesita trabajar en varios frentes para caminar con paso firme en su avance hacia el desarrollo. Por un lado, incrementos en la productividad y en competitividad de sus factores son requeridos para mejorar sus términos de intercambio para aprovechar plenamente los beneficios del comercio internacional. Igualmente, se requieren esfuerzos para reducir los indicadores de pobreza y desigualdad, que favorezcan a la población de escasos recursos con las bondades del crecimiento.

Ricardo Rojas Parra

Economista - Profesor universitario

riropa@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado