Ricardo Rojas Parra

Turismo, motor de desarrollo

Ricardo Rojas Parra
Opinión
POR:
Ricardo Rojas Parra
septiembre 13 de 2015
2015-09-13 10:28 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc3378e33d.png

El sector turístico en Colombia ha venido ganando un terreno importante a lo largo de los años. Resultado de los esfuerzos realizados desde el Gobierno Nacional para fortalecer entidades especializadas en la promoción e investigación de esta actividad, así como planes y proyectos dirigidos a potenciar la oferta laboral en el ramo. Por lo tanto, la consolidación del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y el reciente lanzamiento de Procolombia (antes Proexport) visibilizan la importancia de trabajar en este frente, y aprovechar el potencial que tiene como un sector clave del comercio internacional.

El impacto del turismo en la economía se ve reflejado en el sector de servicios, que permea la hotelería, los restaurantes, el transporte, el entretenimiento y la cultura, y, por consiguiente, en el aumento de puestos de trabajo. Es decir, que este ramo impacta en el crecimiento económico del país, puesto que dinamiza varios renglones productivos dentro de la economía.

Para el 2014, el sector de hoteles, restaurantes y bares tuvo una participación del 2,7 por ciento en el PIB del país, con una variación del 4,8 por ciento, entre el 2013 y el 2014, según cifras del Informe de Turismo de enero 2015, realizado por el Ministerio de Comercio Industria y Turismo.

De acuerdo con el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (World Travel & Tourism Council), el turismo en Colombia tiene un peso total en el PIB tres veces mayor que su contribución directa, pues su aporte equivale al 31 por ciento; la proporción inducida representa el 22 por ciento, y el 47 por ciento restante es la contribución indirecta del turismo sobre el PIB, que se desglosa en la cadena de oferta (31,4 por ciento), inversión (10 por ciento, y colectividad gubernamental (5,4 por ciento).

Asimismo, el informe resalta el impacto del sector sobre el empleo en el país, y pronostica que en el 2024 logrará generar 616.000 empleos directos y 600.000 indirectos. El punto clave en este aspecto tiene que ver con la generación de competitividad, que esté centrada en la capacitación focalizada a través de la educación, en la cual las personas logren prepararse adecuadamente para potenciar sus habilidades. También el estudio muestra que en el trimestre comprendido entre noviembre del 2014 y enero del 2015, para el total nacional, el sector de comercio, restaurantes y hoteles tuvo una participación del 27,6 por ciento de población ocupada.

Como consecuencia, desde 2009 el Ministerio de Comercio ha llevado a cabo el ‘Plan Indicativo de Formación en Turismo’, articulada con la Política de Competitividad Turística, que ha buscado “la implementación de estrategias que para mejorar la competitividad turística, el fortalecimiento de las competencias del capital humano vinculado al sector, los avances en ciencia y tecnología, y el desarrollo social comunitario, para impulsar el crecimiento económico sostenible del ramo y, por ende, del país”.

Continuar explorando el sector de turismo, teniendo en cuenta las ventajas a nivel de biodiversidad, paisajes, negocios y localización estratégica, va a permitir que esta actividad siga ganando espacio como motor de desarrollo del país.

Ricardo Rojas Parra
Economista - Profesor universitario
riropa@gmail.com
 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado