Ricardo Santamaría

Crecimiento económico

Ricardo Santamaría
POR:
Ricardo Santamaría
septiembre 23 de 2011
2011-09-23 02:48 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc348cffa7.png

 

Colombia es un país de emprendedores y empresarios. Algunos grandes, muchos medianos y muchísimos pequeños.

Si algo nos diferencia de la mayoría de naciones de América Latina es precisamente nuestra capacidad para crear empresas. No ocurre este fenómeno, por ejemplo, en nuestros países vecinos.

La última cifra de crecimiento económico dada a conocer por el Dane ayer es muy esperanzadora: 5,2% para el segundo trimestre del 2011. Hoy, como país, tenemos un enorme dinamismo en los sectores exportadores.

La reciente crisis política con Venezuela (Gobierno Uribe) puso a prueba a nuestros empresarios y la superaron con creces.

Cinco años atrás, el 25% del total de las exportaciones tenía como destino el vecino país. Hoy no pasan del 15% y eso está bien. Todavía dependemos mucho del mercado de EE. UU. (más del 40%).

Abrimos mercados importantes en Centroamérica, México y Brasil principalmente, y empezamos a considerar en serio a China y a los países asiáticos del pacífico. La estrategia que hoy lidera Colombia, y en la que están México, Chile y Perú, para convertirnos en miembros del Bloque de Países de Asia Pacífico, sin duda cambiará el panorama del comercio exterior del país en esta década.

Las cosas como deben ser: una crisis trae oportunidades. Lo estamos logrando a punta de esfuerzo y visión de muchos empresarios que no se quedaron de brazos cruzados. Es fundamental el dinamismo de la inversión extranjera, pero es necesario que se diversifique hacia nuevos sectores. La oferta en el país es grande.

Contrario a lo que piensan muchos economistas, este dinamismo que hoy muestra el crecimiento de la economía colombiana se debe, principalmente, al trabajo y al esfuerzo de los empresarios.

Aquí está la fuerza para crear empleo, para generar riqueza, para impulsar el bienestar. Hace bien el Gobierno en mantener las tasas impositivas en el nivel que están. Aumentar impuestos en este momento podría frenar el dinamismo que ya se siente. El Director de la Dian está empeñado en continuar por el camino correcto: ampliar la base de quienes pagan impuestos y luchar contra la corrupción, que es una de las venas rotas de nuestra economía.

Y este es el otro punto clave para impulsar aún más el crecimiento económico: enfrentar de manera decidida y consistente la corrupción. En el tema de regalías está todo por hacer.

El Congreso de la República no es un aliado para esta cruzada. El esfuerzo principal debe provenir del Ejecutivo, las ONG y los empresarios.

El escenario de impulso y crecimiento de nuestra economía es hoy un asunto de confianza. Confianza en nuestro futuro y en nuestras propias capacidades para reinventarnos como país.

Hay un fuerte desarrollo del petróleo y la minería, pero es necesario consolidar la agroindustria, el sector real de la producción y las exportaciones hacia nuevos mercados, e impulsar el talento y la educación para hacer el salto al primer mundo.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado