Ricardo Santamaría

Nuevo liderazgo empresarial

Muchos líderes inician su jornada de trabajo con unos minutos de meditación profunda, otros practican yoga o chi kung.

Ricardo Santamaría
POR:
Ricardo Santamaría
febrero 17 de 2012
2012-02-17 06:53 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc348cffa7.png

Miles de líderes empresariales e innovadores corporativos del mundo entero, han estado en contacto en los últimos años con la Teoría U. Desarrollada por Otto Scharmer –(Ph. D), profesor titular de la Universidad MIT en Estados Unidos–, y dada a conocer a través del Presencing Institute, plantea lo que ellos consideran es la esencia del liderazgo, hoy, basado en el concepto de plena presencia, denominado  presencing , una combinación de las palabras presenciar y sentir.

Algo muy simple, pero poderoso, que tiene que ver con la calidad de la atención y la intención que un líder que está tomando decisiones le da a cada situación que enfrenta, no importa si se trata de una gran crisis en la cual se juega el prestigio de la compañía o un asunto administrativo como contratar a un nuevo ejecutivo.

La Teoría U parte del postulado básico de que “conocemos bastante de lo que los líderes hacen y como lo hacen, pero sabemos muy poco del espacio interior desde el cual operan”. En otras palabras, no se centra en qué hacen los líderes –su desempeño y resultados– y tampoco en cómo lo hacen –sus métodos o procesos de trabajo–, sino quién lo hace, esto es, desde que espacio interior actúan.

Y a partir de este punto, desarrolla un nuevo enfoque de liderazgo orientado a entender y modificar la manera como cada persona presta atención a una situación y responde a esta o toma las decisiones correspondientes.

Esos niveles de escucha van desde aquel en el cual los líderes oyen, pero no escuchan, los que están de cuerpo presente, pero de mente y corazón ausente, aquellos que van en piloto automático o están en una reunión, pero pendientes del celular atendiendo otros asuntos, hasta un nivel de escucha y atención profundo, atento y relajado que le permite no sólo entender lo que está en juego, sino vislumbrar y percibir posibilidades futuras.

Scharmer denomina a este último como escucha generativa, en el sentido en que, literalmente, es el origen de la inspiración y la creatividad. Y así tituló su libro:Teoría U: liderar desde el futuro mientras este emerge  (2007).

Es un enfoque innovador y refrescante del liderazgo, porque da un giro hacia la persona. No se trata solamente de los resultados y los métodos de trabajo, que son importantes, sin duda. Se trata del Ser antes que el Hacer.

Muchos líderes, entre ellos el presidente Juan Manuel Santos, según lo ha dicho en varias entrevistas, inician su jornada de trabajo con unos minutos de meditación profunda. Otros quizás practican yoga o  chi kung . Esto ayuda para estar en las reuniones o tomar decisiones importantes en ese estado de atención relajada y presencia activa. El estado donde somos capaces de entender a cabalidad todo lo que esté en juego y percibir los peligros y potencialidades futuras.

Una forma de liderazgo que está al alcance de cualquiera, no importa cuál sea su condición o nivel de educación. Uno que permite actuar, siempre y en toda ocasión, de manera consciente. 

RICARDO SANTAMARÍA

POLITÓLOGO – PERIODISTA

ricardo.santamaria@fticonsulting.com 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado