Ricardo Santamaría

Todos somos la Selección Colombia

Ricardo Santamaría
Opinión
POR:
Ricardo Santamaría
julio 08 de 2014
2014-07-08 01:20 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc348cffa7.png

De qué manera tan especial nos han inspirado estos jóvenes de nuestra Selección. Nos sentimos admirados en su presencia.

Nos ponen en contacto, quizás, con el sueño que vive en el corazón de cada colombiano: el sueño de una Colombia unida, una Colombia fuerte y ganadora, una Colombia en paz.

Más allá del deporte y la pasión por el fútbol, nuestra Selección nos recuerda que ese anhelo colectivo sí se puede alcanzar y que para ello se requiere disciplina, claridad de propósito, entrega al trabajo, determinación.

Y que no hay necesidad de gritarnos ni insultarnos y, mucho menos, matarnos para hacer una patria más próspera.

No hay tal que somos una sociedad violenta, como tampoco es cierto que no podemos ganar un mundial de fútbol. Podemos vivir en paz y ganar una Copa del Mundo.

Al vernos en el espejo de lo alcanzado en Brasil, y al sentir la alegría y la celebración colectiva, sabemos que en materia futbolística podemos llegar más lejos.

Pero para el caso de Colombia, alcanzar la meta suprema de vivir en un país unido y en paz, la selección que debe jugar ya no es de 11 personas, sino de 47 millones. Cada uno, cada cual puede y debe hacer lo suyo.

El equipo en este caso es Colombia y cada colombiano, sin distinción, hace parte de él.

Para empezar, los unos tendrán que dejar las armas, pero los otros, los insultos y los agravios. Las diferencias existen y está bien. Cada cual puede ser de la ideología o la religión que más le guste.

Eso es democracia. Pero tenemos que trabajar unidos en los temas fundamentales: crear empleos, producir alimentos, derrotar la pobreza, traer inversión, erradicar la corrupción, mejorar la educación.

Y en cada una de estas tareas, y todas las que sean necesarias, cada colombiano, desde donde esté, puede aportar.

No es solo una responsabilidad del Gobierno. No robar es un asunto de cada cual, como también lo es respetar al adversario o reinvertir en el país las utilidades de su empresa.

Si cada ciudadano se siente un miembro activo del equipo, con responsabilidades concretas para lograr la paz, la lograremos.

De eso no hay duda. Si todos, o por lo menos la mayoría, empujamos para el mismo lado, no hay forma de movernos en la dirección contraria.

Ahora, lo que tenemos que hacer, como me dijo alguien, es seguir con la camiseta puesta de la Selección Colombia. De eso se trata, de mantener ese espíritu que han creado con su trabajo y entrega los jóvenes de la Selección.

¿Suena retórico? ¿Superficial?

Es muy poderoso, en realidad. Es una de las ideas más poderosas con la cual puede avanzar hoy Colombia hacia un mayor desarrollo y bienestar. Es la posibilidad concreta, aquí y ahora, que tiene cada colombiano para aportar al logro de la paz y convertir eso en un logro colectivo.

Pero sí es necesario que cada uno se dé cuenta y asuma la responsabilidad que tiene como miembro activo del equipo.

Es un momento de reflexión, pero también de acción. Hay que dejarnos puesta la camiseta y sudarla. Hay que ser conscientes de que Colombia vive hoy un momento histórico, que tenemos una oportunidad cierta para alcanzar la paz y que depende de cada uno hacer realidad ese sueño.

Ricardo Santamaría

Politólogo - Periodista

risasa1960@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado