Ricardo Villaveces P.
columnista

Las nuevas confrontaciones

El modelo de país de las Farc, seguramente, es diferente del que muchos queremos.

Ricardo Villaveces P.
POR:
Ricardo Villaveces P.
febrero 05 de 2017
2017-02-05 05:31 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7865def38d.png

Contra viento y marea, el proceso de desmovilización de las Farc se va convirtiendo en realidad, y aun a los más escépticos les resulta difícil negar que es un avance muy significativo en la búsqueda de un país que deje la violencia, que tantos muertos ha causado y tanto retraso le ha significado a Colombia. Ver las fotos y las tomas de video de los guerrilleros desplazándose a las zonas de concentración dentro de los tiempos acordados, no puede menos que dar esperanza a un anhelo tan esquivo como era lograr esa desmovilización.

Sobra decir que esto es solo un paso en un camino que todavía tiene mucho por recorrer, y muchas dificultades por superar, pero es algo muy importante. En seis meses sabremos si esta etapa ha concluido exitosamente y si, efectivamente, las Farc han dejado de ser un grupo armado. Esperemos que así sea. Lo que es fundamental entender es que en ese momento empezará, muy probablemente, una nueva confrontación que, como bien dice el profesor Cepeda, será la política.

Y nadie puede sorprenderse de que esto vaya a ocurrir, pues, al fin y al cabo, eso está en la esencia de cualquier proceso de paz: lograr que se cambien las armas por las palabras. Lo que sería muy ingenuo es pensar que los dirigentes de ese grupo van a dejar de aspirar a tener posiciones de poder y un modelo de país que, seguramente, es bien diferente del que muchos queremos. Por eso, es importante que los que no compartimos esa visión de sociedad, que seguramente somos la mayor parte del país, tomemos conciencia sobre el escenario que tenemos por delante.

Y, seguramente, será un nuevo contexto de protestas y de indignación, como se ve en todo el mundo, no importa qué se haga o se deje de hacer y, además, va a ocurrir con Farc o sin Farc. La coyuntura es compleja por el desgaste de las instituciones y los esquemas que hasta ahora habían funcionado. Y es que bien lo estamos viendo, los sacudones no son en Colombia, son en el mundo entero, y en ese nuevo campo de juego el populismo y el autoritarismo serán caminos atractivos para muchos.

La demagogia y la irresponsabilidad la vemos en Trump, pero también en personajes como Petro, que al parecer se encontraba detrás de situaciones como la de la asonada de hace algunos días, con la disculpa de las protestas antitaurinas. Ese es el mundo en el que vamos a vivir, y por eso es hora de que quienes creen en unos valores comunes y tienen capacidad de liderar entiendan que es momento de dejar la pugnacidad y, sin esperar consensos, cambien el estilo para expresar las diferencias, evitando la polarización extrema, que solo conviene a quienes quieren modelos de país, que, aunque han fracasado en todas partes,#siguen siendo la aspiración de algunos que se niegan a ver las realidades del mundo actual. En esto, los exguerrilleros son solo un participante en un juego mucho más complejo que hay que entender.

Ricardo Villaveces P.
Consultor privado
rvillavecesp@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado