Ricardo Villaveces P.

Cambios de tendencia

Ricardo Villaveces P.
POR:
Ricardo Villaveces P.
julio 29 de 2013
2013-07-29 03:26 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7865def38d.png

Si alguien tenía todavía duda de que nuestra economía se encuentra en pleno proceso de inserción en la economía mundial y que la globalización era algo lejano, solo tiene que observar lo que ocurrió el mes pasado en las economías del mundo, cuando las declaraciones del señor Bernanke generaron un verdadero remezón en los mercados.

El sacudón se sintió con fuerza en todo el mundo y de manera muy marcada en Colombia. El mercado de los TES, que constituyen unos de los principales activos de la mayoría de los portafolios de los bancos, las compañías de seguros y los fondos de pensiones, mostraron una desvalorización muy significativa y las tasas mostraron incrementos muy apreciables.

El fenómeno se vio en todo el mundo y, por ejemplo, en el mercado hipotecario norteamericano las tasas subieron de 3,25 a 4,25 por ciento, lo que representa incrementos del 30 por ciento en solo unas pocas semanas. Es cierto, por su parte, que el Gobierno ha venido actuando de manera más activa en busca de una depreciación de nuestra moneda, pero también es cierto que solo se notó de verdad la devaluación cuando la mayoría de las monedas se depreció frente al dólar, después de las manifestaciones de la FED.

Desde otro punto de vista, lo que parece claro es que las autoridades económicas de la mayor parte de los países dejaron de creer en ‘la mano invisible’ de Adam Smith, en el poder infalible del mercado y las políticas activas en el campo monetario, y en la inversión pública son las que están marcando la pauta de lo que sucede en las diferentes naciones.

Por eso, ahora más que nunca, en Colombia tenemos que entender que nuestra economía va a estar muy ligada no solo a lo que se puede predecir (a pesar de lo impredecible) sobre el comportamiento de los mercados internacionales, sino que estaremos dependiendo de lo que decidan las autoridades económicas de los mercados más relevantes y, muy en particular, de lo que ocurra en Estados Unidos.

Todo parece indicar que el comportamiento del empleo en ese país se ha convertido en el disparador de lo que vaya a hacer la FED y, por consiguiente, de lo que pueda ocurrir en nuestros mercados. Ya se ha visto que, aunque no se presenten internamente cambios en las variables fundamentales, nuestros ‘yuppies’ criollos y los inversionistas extranjeros que participan en nuestros mercados estarán actuando en función de este tipo de variables.

De otra parte, habrá que hacer un seguimiento más cuidadoso sobre lo que pueda suceder en Japón, pues de forma bastante heterodoxa el Primer Ministro, ahora fortalecido con las elecciones, está tomando medidas muy drásticas de gasto público y metas de crecimiento de la inflación que, de tener éxito, pueden dar lugar a un efecto ‘demostración’ que se pretenda imitar en otros lugares, rompiendo así una tradición de ortodoxia económica que había hecho carrera en el mundo, pero que las crisis recientes y, sobre todo, los altos niveles de desempleo ponen en tela de juicio y abrirán nuevos frentes de debate económico.
Ricardo Villaveces P.
Consultor privado
ricavip@gmail.com

 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado