Ricardo Villaveces P.

Extensión rural

Ricardo Villaveces P.
Opinión
POR:
Ricardo Villaveces P.
noviembre 04 de 2014
2014-11-04 12:12 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7865def38d.png

No deja de ser lamentable que se hubiera necesitado el proceso de paz para tomar conciencia de la prioridad que requiere el campo. De otra manera, quién sabe si necesidades como la de un censo agropecuario no se hubieran seguido aplazando indefinidamente.

Y es que resulta inadecuado, desde cualquier punto de vista, plantear cambios de fondo en un sector tan relevante, sin tener información sobre sus características. No tener en mente las particularidades de las poblaciones sobre las que una política puede tener efecto, o la heterogeneidad de la geografía y de las sociedades, lleva a hacer recomendaciones para el problema equivocado.

Afortunadamente, en esta ocasión, pronto empezarán a conocerse los resultados del censo y la Misión Rural ha entendido que la temática de tan importante sector va mucho mas allá de los temas de producción y es necesario mirarlos desde la óptica integral de la ruralidad. De otra parte, es positivo el proceso de diálogo y discusión que los grupos de trabajo vienen propiciando con diferentes sectores que evitarán sorpresas y logran consensos alrededor de temas que no son sencillos de abordar. Lo anterior permite ser optimistas sobre los resultados de la Misión y, aunque pueden contribuir al desarrollo de los acuerdos de La Habana, por el peso que la problemática rural tiene en los mismos, deben ser asuntos que el país tiene que abordar en cualquier escenario.

Los temas son muchos y muy extensos, y serán varios los espacios en los que el país tendrá que analizarlos y discutirlos, pero vale la pena ir mencionando algunos que ya se han comenzado a debatir. Por ejemplo, parece haber bastante consenso en que un bien público que puede contribuir de manera significativa al desarrollo rural es la asistencia técnica, y con seguridad es así. Lo que resulta importante considerar, adicionalmente, es que las políticas que finalmente se adopten deben tener en cuenta los resultados del censo, pues no hay que ser adivino para presumir que van a producirse resultados muy preocupantes de pobreza, microfundio y minifundio, envejecimiento de los productores y limitaciones de todo tipo en el campo colombiano. También frente a las amenazas habrá muchas oportunidades y ante ese tipo de situaciones, en los casos de las poblaciones más vulnerables, que van a ser la mayoría, más que asistencia técnica, lo que se va a requerir es extensión rural, que es un concepto mucho más amplio y que hace referencia, en últimas, no solo a la producción, sino a la familia campesina como un todo.

Quienes tienen un perfil empresarial, lo que requieren es apoyo en los aspectos técnicos de la producción, del manejo ambiental o de las certificaciones, pero el mayor número de los habitantes rurales requieren mucho más que eso. Necesitan apoyo en temas como asociatividad, educación, bancarización, conectividad, resolución de conflictos entre otros.

En fin, lo importante es que las recomendaciones que se hagan estén diseñadas en función de las realidades del campo y no se queden en aproximaciones parciales que, por muy bien intencionadas, no contribuyan a las soluciones buscadas.

Ricardo Villaveces P.

Consultor privado

rvillavecesp@gmail.com


Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado