Ricardo Villaveces P.

Futurólogos

Ricardo Villaveces P.
Opinión
POR:
Ricardo Villaveces P.
marzo 09 de 2015
2015-03-09 12:30 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7865def38d.png

No deja de ser curiosa la forma como reaccionan los agentes económicos a las volatilidades del mercado. Cuando se conversa con quienes se dedican al comercio en las bolsas, tanto de acciones como de productos, hablan de los mercados como si ellos –los mercados– fueran seres vivos que tomaran las decisiones de manera autónoma. Hablan de que tal cual fenómeno ‘lo descontó el mercado’, de lo ‘nervioso’ que está, y descripciones que no dejan de ser muy extrañas para algo que, al fin y al cabo, es el resultado de decisiones de individuos. Es cierto que cada vez el papel de los modelos y las simulaciones juegan un papel más importante y pueden incidir de manera significativa en los comportamientos que en el corto plazo puedan tener los precios. En el largo plazo, sin embargo, son las tendencias determinadas por los llamados ‘factores fundamentales’ las que explican la evolución de los mismos. Esos ‘fundamentales’ son los que tienen que ver con las condiciones de oferta, demanda, inventarios, costos, desempeño, etc., que, en últimas, definen lo que puede ser la evolución de un mercado.

El comentario anterior tiene que ver con lo que sucede con el precio del petróleo, que, sin duda, está causando terremotos en muchas economías y ajustes severos a las proyecciones y presupuestos. En el corto plazo, es difícil esperar cambios importantes en los niveles que se vienen registrando en los precios y, por ello, resulta razonable ajustar los presupuestos y prepararse para épocas de austeridad. Empezar a hacer predicciones sobre la caída permanente de los ingresos petroleros es lo que resulta bastante arriesgado.

Hasta hace pocos años, se pronosticaba el agotamiento del producto y fue mucho lo que se escribió sobre la posibilidad de haber llegado al pico de producción. La llamada teoría del Hubbert’s peak permeó el pensamiento sobre el mercado petrolero y muchos creían que la única alternativa era moverse hacia los combustibles alternativos, y temas como el del auge de los biocombustibles dio lugar a serios temores sobre el abastecimiento de alimentos. Pues bien, todos estos expertos parecían olvidar que el concepto de reservas recuperables tiene mucho de componente económico, pues la tasa de recuperación petrolera ha sido, en promedio, baja y muchas reservas no se computaban porque los costos de extracción eran excesivos. La tecnología avanzó, y la explotación del shale oil y de los crudos pesados empezó a ser viable y el panorama global cambió.

La pregunta es, a qué precios serán viables estas nuevas explotaciones, y a eso parecen estar apostándole los señores de la Opep. Tratar de que las cotizaciones sean bajas, por un tiempo suficientemente largo, para hacer fracasar muchos de estos proyectos y estar listos a recuperar mucho de los mercados perdidos. Qué va a ocurrir finalmente, es difícil de decir. Probablemente, termine siendo un escenario intermedio de precios más altos, pero no en los niveles que propiciaron estos cambios.

Lo cierto es que Colombia debe seguir atrayendo la inversión petrolera y Ecopetrol debe seguir siendo líder en su campo, pues el crudo se va a seguir consumiendo y nadie puede asegurar que los bajos precios estén para quedarse.

Ricardo Villaveces P
Consultor privado
rvillavecesp@gmail.com
 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado