Ricardo Villaveces P.

El MinTIC

Escándalos y más escándalos de corrupción parecen ser el menu del día por estos tiempos en Colombia.

Ricardo Villaveces P.
POR:
Ricardo Villaveces P.
mayo 22 de 2011
2011-05-22 04:37 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7865def38d.png

Ocurre en todos los campos e involucran tanto a funcionarios públicos como a empleados y empresarios del sector privado. Sin duda esto refleja un efecto más del peor problema que ha agobiado al país en su historia como es el narcotráfico.

Esta lacra no sólo nos convirtió por años en un país paria y nos aisló de las corrientes globales, sino que le dio el combustible a la guerrilla y al paramilitarismo para que llegaran a donde lo hicieron. No es sino pensar en lo que le va a costar al país solucionar los problemas del desplazamiento, la reinserción y los despojos de tierras para apreciar las dimensiones del reto.

Los efectos del narcotráfico, desafortunadamente, siguen apareciendo y son muchos y muy variados. Quizás uno de los más graves es el de la cultura del dinero fácil, que se esparció a lo largo y ancho del territorio.

Por todas partes se encuentran casos de ‘exitosos’ empresarios, comerciantes y empleados que, de la noche a la mañana, se han convertido en multimillonarios sin que puedan dar mayores explicaciones del origen de sus fortunas. Lo que es más grave aun es que dentro de este grupo aparecen cada vez con mayor frecuencia personas que han tenido buena educación y una formación que, presumiblemente, los debería haber alejado de estos caminos. Sin la menor duda se trata de un problema que es necesario enfrentar y hay que hacerlo con contundencia, pues no tiene otra solución.

Afortunadamente el Presidente así lo ha entendido y ha encontrado buenos aliados en los organismos de control. Ojalá la rama de la justicia responda en la forma en que el país lo necesita. El problema, sin embargo, es mucho más complejo y hay que enfrentarlo desde múltiples frentes. Por ello es tan importante el papel del Ministerio de las TIC, como les ha dado por llamarlo, pues allí está una herramienta formidable para tales fines.

Una de las conclusiones a que llega hoy el mundo es que el concepto de privacidad ha tenido un cambio radical y que todos debemos acostumbrarnos al creciente escrutinio de nuestras vidas por cuenta de las posibilidades que ofrece la tecnología. Pues bien, eso es lo que se requiere para ayudar a combatir la corrupción. Escrutinio pero, sobretodo, transparencia e información pública para evitar esos nichos de secretismo que son el origen de tantos problemas.

En este frente el Ministerio de las TIC tiene una gran tarea. El proyecto de Gobierno en Línea tiene que ser una gran prioridad y más información sobre los procesos de contratación puede ser de gran ayuda.

La posibilidad de que todos los interesados puedan conocer en línea lo que ocurre en relación con cada licitación y proceso de compras, y que puedan exponer sus inquietudes de manera pública es mucho lo que ayuda, pero, además, son infinitas las posibilidades de la tecnología para contribuir de manera sustancial a superar este gran problema.Ese es el reto del MinTIC. 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado