Ricardo Villaveces P.

Sumando esfuerzos

Ricardo Villaveces P.
Opinión
POR:
Ricardo Villaveces P.
agosto 24 de 2015
2015-08-24 12:25 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7865def38d.png

Cualquier gerente, público o privado, sabe que si se quiere tener éxito en el diseño e implementación de políticas y estrategias, se requiere información. Mucho más cuando se trata de acciones que tienen que ver con algo tan vital para un país como es su territorio. Sobre todo con uno tan extenso como el de Colombia, en el cual siempre hemos sabido que existe una porción muy grande de nuestra nación que desconocemos. La necesidad de conocimiento es aún más evidente en un territorio retrasado, como es buena parte del campo colombiano, donde se han registrado los peores episodios del conflicto que aspiramos superar. Resulta insólito, por decir lo menos, que un país con más de 132 millones de hectáreas de lo que se denomina ‘área rural dispersa’, no haya hecho un esfuerzo por conocerlo y aprovechar las posibilidades que ofrece hoy la tecnología para procesar la información y poder desarrollar acciones de beneficio tanto público como privado, que, en últimas, contribuyan al progreso general.

Conocer quiénes son y cómo viven esos compatriotas de la ‘Colombia profunda’, es fundamental si se quiere adelantar programas que reduzcan las brechas, mejoren las opciones y disminuyan los riesgos para no tener nuevos conflictos en los años por venir. Pero, ¿por qué es esencial que se haga realidad el inmenso potencial agrícola, pecuario, turístico, entre otros, que tenemos? Nada de eso, sin embargo, es posible, sin información y sin el conocimiento que resulta de su procesamiento y análisis.

Por eso hay que hacer un reconocimiento a este gobierno y al Dane, en particular, por haber tomado la decisión de hacer el Censo Nacional Agropecuario 2014 y empezar a divulgar sus resultados. Seguramente, una de las primeras conclusiones será la necesidad de irlo complementando, por los grandes vacíos de información que quedarán en evidencia. Lo importante es que se comenzó, que hay un buen punto de partida, que se hizo con técnica y tecnología. Los sistemas de información geográfica, como son los empleados, ofrecen infinidad de oportunidades y, posiblemente, será viable, a partir de este esfuerzo, ensamblar otros esquemas que podrán enriquecer lo realizado. El primer paso en ese sentido es complementarlo con lo que ya existe. El Sistema de Información Cafetero (Sica) es uno de los más robustos con los que cuenta el sector rural colombiano, pero hay muchos más. Los gremios agropecuarios tienen muchos datos, así como las entidades del sector energético, el Ideam, la Upra, las organizaciones ambientales, entre otros. Igualmente, todos los programas sociales que se han venido adelantando en los últimos años cuentan con valiosa documentación: el DPS, el Sisbén, el programa de reintegración. En fin, son muchas las posibles fuentes que permitirían formarse una visión más completa de la realidad rural colombiana.

El gran reto por superar en lo inmediato es el de los celos, la burocracia y la falta de comunicación y trabajo conjunto entre entidades. Esos resultados preliminares que se han publicado y que ponen en evidencia las grandes carencias del campo, hacen prioritaria la acción, y sin buena información volveremos a la demagogia y el despilfarro.

Ricardo Villaveces P.

Consultor privado

rvillavecesp@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado