Roberto Junguito
columnista

La calificación soberana de Colombia

Roberto Junguito
Opinión
POR:
Roberto Junguito
mayo 31 de 2016
2016-05-31 08:20 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

Una de las noticias sobre la economía más destacadas de la semana pasada fue la ratificación por parte de la agencia calificadora de riesgos Moody’s del grado de inversión de la deuda soberana de Colombia. Lo importante de resaltar sobre esta decisión fueron las razones o motivos explícitos que tuvo en consideración la agencia calificadora para mantener el grado de inversión, en un año en el que la actividad económica se ha visto resentida por el choque petrolero y en una coyuntura de relativa incertidumbre sobre los resultados finales del proceso de paz que se negocia en La Habana.

Pues bien, Moody’s anota que la confirmación del grado de inversión para Colombia se fundamenta, por un lado, por su sólido andamiaje de políticas e instituciones económicas y, de otro, por la “implementación anticipada de una reforma tributaria estructural para asegurar el cumplimiento de la regla fiscal y preservar su capacidad de acceso al crédito internacional”.

Al analizar lo relacionado con las políticas económicas adoptadas como respuesta al choque de los términos de intercambio, la calificadora anota que la caída de los precios del petróleo condujo a un significativo incremento tanto en el déficit fiscal como en la cuenta corriente de la balanza de pagos. También resalta que el país estuvo en capacidad de mantener una tasa de crecimiento del 3,1 por ciento en el 2015, y estima que alcanzará 2,8 por ciento en el año en curso. Agrega que espera que el impacto del choque comience a ceder en el 2017, y que ello se traduzca en una reducción de los desbalances fiscal y de la balanza de pagos.

Con respecto al tema tributario, argumenta que Colombia se ha caracterizado por mantener una política fiscal prudente y niveles de deuda pública manejable. En ese contexto, Moody’s expresa plena confianza en que las autoridades económicas estarán en capacidad de lograr la aprobación por parte del Congreso en el segundo semestre de una reforma estructural basada en la recomendación de la Comisión de Expertos tributarios, en la cual se adopten medidas para ampliar la base de quienes tributan, a la vez que reduzca la carga tributaria que pesa sobre la tributación de las sociedades.

La confirmación de la calificación soberana de Colombia por parte de Moody’s, su apoyo al manejo económico del país como respuesta al choque petrolero y las proyecciones positivas sobre la recuperación de la economía en los años venideros coinciden con la apreciación hecha hace algunas semanas por parte del Fondo Monetario Internacional, y representan un espaldarazo más a la forma como se viene manejando la economía colombiana.

En el caso de la calificadora de riesgo, vale la pena reseñar sus apreciaciones sobre los factores que podrían mejorar y empeorar la calificación de Colombia. Considera que esta podría mejorar si se logra la consolidación fiscal y el cumplimiento estricto de la regla fiscal y si se consolidar el proceso de paz, lo que, a su juicio, estimularía el ambiente de los negocios para la inversión y el crecimiento de la economía. La calificación se reduciría si no se adopta la reforma tributaria. Este juicio señala no solo la importancia de aprobar dicha reforma en el semestre venidero, sino, sobre todo, hace entrever, la relevancia de que esta sea integral y en línea con las principales recomendaciones de la Comisión.

Roberto Junguito
Exministro de Hacienda
roberto.junguito@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado