Roberto Junguito
columnista

El año viejo económico 2016

Se espera que para la semana venidera se haya aprobado la reforma tributaria, así como el ajuste del salario mínimo acorde con la inflación.

Roberto Junguito
Opinión
POR:
Roberto Junguito
diciembre 13 de 2016
2016-12-13 09:15 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

El Informe de Foro Económico Mundial del 2016, publicado a inicios del año, consideraba que los problemas del cambio climático estaban a la cabeza de los grandes riesgos mundiales. Destacaba que el fenómeno de ‘El Niño’ se estaba volviendo más frecuente y tenía un efecto devastador en la oferta de alimentos. Ese fue el caso en Colombia. En lo geopolítico no pronosticó los riesgos de las tendencias populistas de derecha como el ‘Brexit’, o el triunfo de Trump.

A inicios del 2016, el presidente del Banco Mundial señaló que el organismo venía haciendo revisiones sucesivas a la baja sobre el crecimiento económico mundial, y resaltó que la desaceleración global y la caída de los precios de los productos básicos afectaban adversamente a América Latina. Destacó que Colombia, en medio de esta situación de turbulencia, venía demostrando que tiene una institucionalidad económica sólida y un manejo económico acertado. A mediados del año, tanto el Fondo Monetario como los inversionistas de Wall Street mostraban optimismo y confianza sobre el manejo económico de Colombia y el comportamiento de la economía.

Las perspectivas del crecimiento para el 2016 fueron de sucesivas revisiones a la baja. Se estimaba que la tasa sería cercana al 2,5 por ciento. Posteriormente, se verificó que la desaceleración era mayor, dados los resultados del crecimiento del PIB del tercer trimestre, de tan solo 1,3 por ciento y las encuestas de opinión de confianza al consumidor que mostraban deterioro. La tasa de crecimiento alcanzará, en el mejor de los casos, el 2 por ciento. La desaceleración de economía se tradujo en la caída de las importaciones, lo que permitió corregir el déficit de la cuenta corriente, no obstante el continuado desplome de las exportaciones. El café jalonó la economía, y la financiación de los proyectos de infraestructura vial augura que se estimulará el crecimiento económico a partir del 2017.

El centro de interés económico, a lo largo del año, ha sido la reforma tributaria. El informe de la Comisión de Expertos se dio a conocer a inicios del 2016, recibió atención y respaldo del Consejo Gremial Nacional y de la opinión pública especializada. Con base en dicho informe y los comentarios a este, el gobierno estructuró el proyecto de ley que se presentó al Congreso, el cual fue acogido por los ponentes y con algunos cambios y diluciones surtió su trámite en las Comisiones Terceras. Se espera que para la semana venidera se haya aprobado en las plenarias la reforma tributaria.

El otro gran tema de análisis permanente durante el 2016 fue el proceso de paz en a Habana y sus implicaciones económicas sobre la inversión privada, el gasto público y el mayor crecimiento que se podría derivar de este.

Cabe destacar, también, que la junta directiva del Banco de la República logró controlar, mediante aumentos sucesivos de sus tasas de intervención, las expectativas de inflación, exacerbadas por el aumento en los precios de los alimentos, causado por el fenómeno climático de ‘El Niño’ y de los productos importables por la devaluación. Además, hay plena confianza de que, con el nombramiento de Juan José Echavarría, como nuevo gerente del Emisor, se mantendrá el perfil técnico e independiente del Banco de la República. Se espera, finalmente, que el ajuste del salario mínimo, que se debe fijar en este mes, sea razonable y acorde con las expectativas de inflación.

Roberto Junguito
Exministro de Hacienda
roberto.junguito@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado