Roberto Junguito
columnista

El Fondo Nacional del Café

Roberto Junguito
Opinión
POR:
Roberto Junguito
julio 12 de 2016
2016-07-12 08:54 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

La principal noticia económica reciente en Colombia fue la renovación por 10 años del contrato para el manejo del Fondo Nacional del Café por parte de las autoridades cafeteras y el Gobierno Nacional, encabezado por el presidente Juan Manuel Santos y su ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría.

Al respecto cabe recordar que la Federación Nacional de Cafeteros, que es el organismo cúpula representativo de los caficultores colombianos, fue creada en 1927, y el Fondo Nacional del Café se constituyó en 1940 como mecanismo fundamental y una cuenta del Gobierno Nacional para facilitar la comercialización del grano durante la administración de Eduardo Santos, siendo entonces ministro de Hacienda Carlos Lleras Restrepo.

Desde ese momento, se vienen firmando contratos, la mayoría de estos por periodos de 10 años, mediante los cuales el Gobierno delega en la Federación Nacional de Cafeteros el manejo del Fondo.

Aunque al momento de escribir esta nota no se había dado a conocer el texto detallado del nuevo contrato, las noticias disponibles indican que este no registró mayores cambios en sus aspectos fundamentales. Por ejemplo, no se adoptaron modificaciones significativas en las reglas de participación de los exportadores privados de café en la comercialización del grano, como tampoco se acogieron medidas para permitir y facilitar la producción de café robusta en Colombia.

Esto significa, ante todo, que se mantuvo el mecanismo de la garantía de compra del café pergamino, por medio del cual la Federación ofrece un precio mínimo a los caficultores, de suerte que estos tengan la oportunidad de vender su café a precios remunerativos mínimos. Este instrumento también ha servido para defender los precios del grano en el mercado internacional. El mantenimiento de dicha garantía de compra es el mecanismo clave de comercialización del grano, y su eliminación había sido propuesta por la Comisión de asuntos cafeteros.

En lo que hace al espíritu de colaboración entre los cafeteros y el Gobierno Nacional, puede afirmarse que esta se mantuvo intacto. Esto se refleja en lo dicho por el jefe del Estado, al firmar el nuevo contrato: “hoy, al suscribir el nuevo contrato de administración del Fondo Nacional del Café, renovamos la alianza entre el Estado y los cafeteros por 10 años más”.

Por otro lado, se ratifica con la permanencia del equipo económico del Gobierno en el seno del Comité Nacional de Cafeteros, por medio de la presencia en este de los ministros de Hacienda, Agricultura y Comercio Exterior. Pero, ante todo, se evidencia en el hecho de que la firma del nuevo contrato haya tenido como contraparte del gremio cafetero al propio Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y a su ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas Santamaría. No cabría esperar nada menos. Al fin y al cabo, el presidente Santos fue por años funcionario de la Federación Nacional de Cafeteros, como representante de la entidad ante la Organización Internacional del Café con sede en Londres; y el Ministro de Hacienda es hijo de Jorge Cárdenas Gutiérrez, antiguo gerente general de la Federación.

Roberto Junguito
Exministro de Hacienda
roberto.junguito@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado