Roberto Junguito
columnista

¿En qué va la reforma tributaria?

Se desmontaría el impuesto a la riqueza, se establecería un monotributo y se mantendría el gravamen a las transacciones financieras.

Roberto Junguito
Opinión
POR:
Roberto Junguito
octubre 18 de 2016
2016-10-18 09:03 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

El Consejo Gremial Nacional, en colaboración con los institutos colombianos de Derecho Tributario y de Aduanas, adelantó el pasado jueves el denominado ‘Gran Foro de Reforma Tributaria’. El programa se inició con una presentación del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, quien dio las primeras luces sobre algunos elementos del contenido del proyecto al Congreso. En realidad, se esperaba que para esa fecha este ya se hubiese presentado al Congreso, pero, según lo anunció el Ministro de Hacienda, lo hará hoy miércoles, coincidiendo con la publicación de esta columna.

Sobre la estructura del proyecto, reafirmó que la reforma tendrá un carácter estructural, y que lo que se busca es consolidar y aprobar un estatuto tributario simple, equitativo, proinversión privada y en favor del empleo formal.

Con relación al impuesto de renta de las personas jurídicas, destacó que se pretende una reforma amigable a la inversión privada que estimule la creación de empresas y el empleo. Señaló, como también lo hace el Informe de la Comisión, que en Colombia los tributos directos están recargados sobre el impuesto a la renta de las personas jurídicas, el cual asciende al 5,3 por ciento del PIB, en tanto que el gravamen a las personas naturales solo aporta recaudos en un monto del 1,3 por ciento del PIB.
Además, destacó el hecho de que el 80 por ciento del recaudo de las personas jurídicas corresponde a solo 3.000 empresas, y resaltó la conveniencia de simplificar la tributación a las compañías, al crear un impuesto único a las utilidades empresariales, en línea también con lo sugerido por la Comisión de Expertos.

En lo que hace a la tributación a la renta de las personas naturales, anotó que no solo se debería simplificar el sistema de recaudo eliminando los esquemas vigentes del Iman y el Imas, y regresar a un esquema más simple de gravar la renta ordinaria con base en sus dos grandes conceptos, rentas salariales y rentas de capital, sino buscar ampliar la base, con lo cual parece que el proyecto acogerá también las grandes recomendaciones en esta materia adelantadas por la Comisión.

De otra parte, el Ministro ratificó la intención del gobierno de desmontar el impuesto a la riqueza, el establecimiento de un monotributo para los pequeños comerciantes y el mantenimiento del impuesto a las transacciones financieras. Así como la decisión de adelantar un ataque frontal contra la evasión, destacando que entre los elementos claves en este empeño sería la reforma a las regulaciones sobre entidades sin ánimo de lucro, los cruces de información de la Dian y el intercambio de información con el exterior sobre las cuentas de los colombianos.

Sorprendió el gran silencio del Ministro sobre los cambios que se propondrán al IVA y la elevación de la tarifa, uno de los temas que tiene más resistencias en el Congreso de la República, pero más importante como fuente de nuevos recaudos. Tampoco se hizo referencia a los impuestos a las pensiones, a los dividendos, ni en la tasa del impuesto presuntivo. En estos días sabremos si el proyecto traerá nuevas sorpresas. Lo que sí quedó muy claro es la importancia que tiene la adopción de una reforma tributaria estructural para la estabilidad macroeconómica, el mantenimiento del grado de inversión y el acceso a los mercados de capitales.

Roberto Junguito
Exministro de Hacienda
roberto.junguito@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado