Roberto Junguito

‘La FED y la crisis financiera’

Roberto Junguito
POR:
Roberto Junguito
julio 10 de 2013
2013-07-10 12:18 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

La Reserva Federal y la crisis financiera es el título del nuevo e iluminante libro del gobernador de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, publicado por Princeton University Press este año. En el texto se reflejan sus dotes de historiador económico, gran académico, orientador de políticas y excelente profesor universitario.

Está muy bien escrito y es de fácil lectura para el público general interesado en los temas financieros internacionales.

En su primer capítulo, de tipo histórico y conceptual, Bernanke detalla el origen y la misión de la Reserva Federal (FED). Resalta que los bancos centrales tienen dos objetivos fundamentales: lograr la estabilidad económica, mediante un crecimiento económico con baja inflación, y mantener la fortaleza del sistema financiero.

Dice que la principal herramienta de la que disponen para el manejo monetario son las tasas de interés de corto plazo, con las que suministran liquidez a la economía por medio de compra y venta de títulos o valores en el mercado abierto.

También indica que una tasa de interés baja conduce a incrementar la demanda en la economía, al consumir e invertir más, estimulando el crecimiento.

Si la economía se recalienta y los precios van al alza, las mayores tasas de interés controlan las presiones inflacionarias al desestimular el gasto agregado. Señala que para enfrentar el pánico financiero y evitar las corridas de depósitos de los bancos, el instrumento utilizado es la provisión de liquidez en lo que se conoce como rol de ‘prestamista de última instancia’ de los bancos centrales.

El autor contrasta las acciones de la FED durante la Gran Depresión, que fue un periodo cuando, a su juicio, la institución falló tanto del lado monetario, al mantener demasiado altas las tasas de interés con una tasa de cambio fija, mediante el patrón oro, como desde el ámbito de su responsabilidad de prestamista de última instancia, al permitir la desaparición de un gran número de bancos a diferencia de la política seguida para enfrentar la crisis reciente.

En esta ocasión se optó por rebajar las tasas de interés virtualmente a cero y extender apoyos de liquidez casi ilimitados, incluyendo medidas no convencionales de quantitative easing, al tiempo que introdujo una reforma a la regulación y supervisión financiera, mediante una gran cooperación con las autoridades fiscales y los organismos financieros internacionales.

El libro termina dando un parte modesto de victoria y anunciando que con la recuperación vendrá el retiro de los estímulos monetarios.

Sin embargo, Bernanke no analiza explícitamente el impacto adverso que puede traer consigo la política de eliminación de los apoyos monetarios sobre las economías emergentes.

Su anuncio reciente sobre la intención de retirarlos gradualmente a partir del 2014 si la economía de EE. UU. logra reducir la tasa de desempleo, ha causado volatilidad e incertidumbre en todas las economías de A. Latina, lo que se ha reflejado en caídas en las bolsas de valores, aumentos en las tasas de interés de los títulos de deuda pública y depreciación de las monedas.

Las autoridades económicas de Colombia están confiadas en que su política económica, respaldada con el reciente anuncio de Moody’s de establecer un pronóstico positivo para la calificación de riesgo de Colombia, pueda amortiguar el impacto de las acciones de la FED. Ojalá resulte cierto.

Roberto Junguito

Exministro

Roberto.Junguito@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado