Roberto Junguito
columnista

Fitch rebaja perspectiva de calificación de Colombia

En términos del crecimiento económico, Fitch estima que la tasa anual de aumento del PIB pasará del 3,1%, registrado en el 2015, a 2,3% el 2016.

Roberto Junguito
Opinión
POR:
Roberto Junguito
julio 27 de 2016
2016-07-26 09:15 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

A finales de la semana pasada, Fitch Ratings decidió poner en perspectiva negativa la calificación del país como emisor de largo plazo de los bonos soberanos de Colombia en moneda extranjera.

Al explicar en su comunicado la decisión sobre las perspectivas del país, la calificadora de riesgo adelanta una serie de consideraciones sobre el deterioro que viene registrando la economía colombiana, que valen la pena reproducir y analizar.

Argumenta Fitch que su decisión estuvo fundamentada en los siguientes factores: primero, el déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos del país, que alcanzó 6,4 por ciento del Producto Interno Bruto en el 2015, aumentó la vulnerabilidad de Colombia frente a posibles cambios en el sentimiento de los inversionistas y en torno a las condiciones del financiamiento externo del país.

Estima que, aunque dicho déficit se viene corrigiendo y posiblemente alcance un promedio anual cercano al 5,3 por ciento del PIB entre el 2016 y el 2018, con todo esto, resulta muy superior al de los países con el mismo grado de inversión de Colombia, para los cuales este tan solo asciende a 1,5 por ciento del PIB. Al comparar el déficit de la cuenta corriente de nuestro país con el de las más de cuarenta naciones a las que le hace seguimiento la revista The Economist, se encuentra que es el más alto entre los países de América Latina y uno de los mayores del mundo.

El organismo también analiza, critica y pone en contexto el tamaño relativo del déficit fiscal. Anota que el déficit del Gobierno Central alcanzará el 3,9 por ciento del PIB en el 2016. Asimismo, estima que el déficit para el conjunto del sector público posiblemente ascenderá al 3,5 por ciento del PIB en el año en curso, que es superior al de los países con calificación similar a la de Colombia, y que, en promedio, asciende al 2,5 por ciento del PIB.

El deterioro del déficit fiscal del país, unido a la incidencia en devaluación de la tasa de cambio, ha implicado un incremento en el tamaño de la deuda pública con respecto al PIB que alcanza el 46,5 por ciento del PIB, cifra también superior a la mediana de países con calificación BBB, que resulta ser del 40 por ciento del PIB.

En términos del crecimiento económico, Fitch estima que la tasa anual de aumento del PIB pasará del 3,1 por ciento, registrado en el 2015, a 2,3 por ciento en el 2016, y pronostica una recuperación para el 2017 de 3 por ciento, y para el 2018 de 3,5 por ciento, basada en mejores precios del petróleo y al impacto del programa de la inversión en infraestructura vial de cuarta generación. En cuanto a la inflación, destaca que, no obstante la adopción de un esquema de inflación objetivo, el costo de vida se ha desbordado por el impacto de la sequía y la transmisión de la tasa de cambio.

En resumen, el deterioro de los indicadores económicos de Colombia llevaría, en principio, según los modelos utilizados por Fitch, a rebajar el grado de inversión, pero se decidió mantener este y solo reducir la calificación un escalón a BBB, gracias al buen récord de manejo económico que ha tenido la economía colombiana y bajo la convicción que esta se recuperará debido a la adopción de medidas en curso como la reforma tributaria estructural, anunciada por el gobierno.

Roberto Junguito
Exministro de Hacienda
roberto.junguito@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado