Roberto Junguito

Inquietudes internacionales sobre la economía

Roberto Junguito
Opinión
POR:
Roberto Junguito
diciembre 10 de 2014
2014-12-10 04:46 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

En conferencias recientes se vienen emitiendo mensajes pesimistas y notas de cautela sobre las perspectivas de Latinoamérica para el 2015 y años posteriores.

En la conferencia sobre Retos para Asegurar el Crecimiento y la Prosperidad Compartida en América Latina, la Directora del Fondo Monetario Internacional resaltó que la región ha venido creciendo con el respaldo de precios altos de los productos básicos, pero afirmó que las materias primas continuarán bajando y que la era de acceso fácil al financiamiento se espera que termine pronto.

De igual manera, en el foro sobre Iberoamérica, al cual asistió el presidente Santos, el Secretario de la Ocde afirmó que la reunión se venía desarrollando en un contexto en el que Latinoamérica se encuentra en un periodo de desaceleración y registrando un crecimiento económico verdaderamente anémico. El FMI resalta que el petróleo Brent se situó, en estos días, a un nivel de 66 dólares el barril, su nivel más bajo en los últimos cinco años. Por su parte, todos los estimativos de crecimiento del Producto Interno Bruto de América Latina para el año en curso indican que este solo alcanzará entre el 1,0 y el 1,4 por ciento, y se pronostica 2,2 por ciento para el 2015.

Esta situación relativamente pesimista para América Latina contrasta con los buenos resultados registrados por Colombia, y el centro de atención de los analistas internacionales son los retos que enfrenta la economía colombiana, a la luz de contexto internacional e interno de nuestro país. En una reunión de inversionistas, que se adelantó en Santiago de Chile la semana pasada, se plantearon cinco grandes interrogantes que reflejan las inquietudes desde el exterior sobre la economía colombiana. El primero pregunta, que dado que los precios del petróleo y sus derivados representan el 50 por ciento de las exportaciones, cuáles serían los pasos que Colombia tendría que adoptar para reducir su dependencia de los sectores del petróleo y el gas. El segundo, como cabría esperar, se refirió a la reforma tributaria, al inconformismo del sector privado sobre esta y al posible impacto del impuesto a la riqueza en la inversión. El tercer interrogante se refirió al manejo de la política monetaria del Banco de la República y si, dadas las nuevas perspectivas del mercado del petróleo, se requerirían nuevos estímulos monetarios y cuál sería el curso probable de acción del banco.

Con relación al proceso de paz, argumentaban que el reto hoy en día no es solo llegar a un acuerdo con las Farc, sino también estar en capacidad de ‘reparar’ a las víctimas. En adición, el Gobierno tendría que efectivamente reintegrar a los ‘guerrilleros’ a la sociedad, además de proveerles educación y trabajos. Señalan que los estimativos publicados sugieren que se necesitarían 45 billones de dólares en los próximos diez años como ‘inversiones para la paz’. Su inquietud es, cómo iría el Gobierno a cubrir esos costos del ‘posconflicto’.

Por último, planteaban el interrogante de si, a la luz de la caída de los precios del petróleo, el crecimiento económico del país para el 2015 descendería al nivel esperado de los otros países andinos (entre 2,5 y 3,5 por ciento), o si una demanda interna vigorosa, junto con el impulso de la inversión en carreteras de cuarta generación, permitirá mantener el liderazgo del crecimiento de la región. Le pasamos al Ministro de Hacienda la respuesta a estas inquietudes.

Roberto Junguito

Exministro de Hacienda

roberto.junguito@gmail.com


Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado