Roberto Junguito

El manejo de la política monetaria

Roberto Junguito
Opinión
POR:
Roberto Junguito
febrero 23 de 2016
2016-02-23 11:54 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

El pasado viernes, la Junta Directiva del Banco de la República decidió continuar con la senda de incrementos graduales de 25 puntos básicos en la tasa de interés de referencia del Emisor y la situó en 6,25 por ciento.

Al explicar su decisión en un comunicado, se resaltan los factores principales que le llevaron a dicha determinación. Entre estos destaca la evolución de la inflación anual al consumidor, que en enero se situó en 7,45 por ciento, y el hecho de que las expectativas de inflación se mantienen elevadas.

En particular, menciona que los incrementos mayores que los esperados en los precios de los alimentos y los aumentos registrados en la tasa de cambio, relacionados en buena parte con la caída en los precios del petróleo, han venido ejerciendo presiones al alza en la inflación.

La medida adoptada por la Junta, de continuar elevando las tasas de interés, ratifica su compromiso constitucional de defender el poder adquisitivo de la moneda y buscar la convergencia de la inflación a la meta fijada para el 2017.

En la comunicación también se transmite y refleja la importancia de la coordinación entre la política monetaria y fiscal. Esto se evidencia al señalarse que los recortes anunciados en el gasto público del Gobierno, que de hecho se hicieron realidad esta semana al disponerse una reducción de seis billones en el presupuesto para el año en curso, junto con el firme compromiso del Gobierno de presentar al Congreso una propuesta de reforma estructural tributaria este año, contribuyen a reducir las presiones inflacionarias y el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos, que, cabe agregar, alcanza cerca del 7 por ciento del PIB y es uno de los más altos del mundo.

El manejo de la política monetaria en Colombia y su coordinación con la política fiscal parece haber recibido el respaldo unánime del sector privado por medio de los bancos, de los miembros del Consejo Gremial Nacional, del sector académico y de los economistas especializados.

Esta situación y actitud frente a las medidas adoptadas por el Emisor en Colombia contrasta con lo que viene sucediendo con el manejo de la política monetaria en Estados Unidos, donde los incrementos que se han dado a las tasas de interés por parte de la Reserva Federal son actualmente materia de gran controversia.

Como se ha señalado en la prensa, en esa Nación las opiniones sobre la conveniencia de continuar elevando las tasas parecen polarizarse entre aquellos que se clasifican como los de adentro de la Reserva Federal, como la señora Yellen y Stanley Fischer (que equivaldría en Colombia a la Junta Directiva del Banco y la Gerencia Técnica del Banco), quienes son temerosos de las presiones inflacionarias, y algunos economistas de afuera, como Paul Krugman, el exsecretario del Tesoro y Larry Summers, quienes visualizan un estancamiento secular.

Estas diferencias en torno a la política monetaria resaltan un hecho muy importante y es el consenso que se ha logrado en Colombia entre los economistas, dentro y fuera del Gobierno, gracias a las reuniones de coordinación y al debate abierto sobre el manejo de la política económica que adelantan tanto el Ministro de Hacienda, como el Banco de la República.

Roberto Junguito
Exministro de Hacienda
roberto.junguito@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado