Roberto Junguito

Misiones económicas y tributarias

Roberto Junguito
Opinión
POR:
Roberto Junguito
marzo 04 de 2015
2015-03-04 03:16 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

Las autoridades económicas han tenido la tradición de contratar misiones de expertos para analizar los grandes problemas nacionales y adelantar recomendaciones sobre las políticas públicas. En un comienzo, estas fueron presididas por distinguidos economistas extranjeros, aunque en años más recientes la participación de los economistas colombianos, tanto en la dirección como en los trabajos técnicos de las misiones, ha sido más acentuada. Las misiones han hecho excelentes diagnósticos y recomendaciones de tipo institucional y sobre las políticas públicas en áreas diversas tales como impuestos, gasto público, empleo, mercado de capitales, así como en los asuntos bancarios y financieros. Si bien sus recomendaciones no han sido siempre puestas en marcha de manera inmediata, a lo largo de los años, sí han tenido impacto profundo en la orientación de la política económica colombiana y en la consolidación de importantes reformas estructurales e institucionales.

Este fue el caso de las misiones de 1922 y 1930 dirigidas por Edwin Walter Kemmerer, que desembocaron en la creación del Banco de la República, la Superintendencia Bancaria y la Contraloría General de la República y en propuestas fundamentales en materia fiscal y monetaria para hacerle frente a la Gran Depresión. Otras misiones, que ayudaron a orientar las políticas públicas, incluyen la del Banco Mundial de 1950, encabezada por Lauchlin Currie, la misión Taylor de la OEA sobre materias fiscales, la misión tributaria de Musgrave convocada por la Administración Lleras Restrepo, cuyas recomendaciones centrales fueron adoptadas en la Administración López Michelsen y la misión dirigida por Dudley Seers, cuyos resultados se sintetizaron en el libro ‘Hacia el Pleno Empleo’. En la Administración Turbay Ayala se organizó la misión de finanzas intergubernamentales, orientada por Richard Bird. Bajo Betancur y Barco se convocó la misión Chenery, y posteriormente, en los noventas, la de Alberto Alesina. Bajo la Administración Pastrana se organizó la misión del ingreso público, que proveyó valiosos elementos para la solución de los desequilibrios fiscales enfrentados por la Administración Uribe Vélez. Mauricio Cárdenas dirigió una misión sobre el mercado de capitales y hacia fines de la década se estableció la Comisión del Gasto Público dirigida por el exministro Rodrigo Botero. Ya durante la Administración Santos se convocó a una Comisión para analizar los problemas de la infraestructura vial, que reu- nió a conocidos economistas como Roberto Steiner, y Guillermo Perry.

Con el fin de analizar la situación, las políticas y las instituciones cafeteras, se constituyó el año pasado una misión dirigida por el excodirector del Banco de la República, Juan José Echavarría, cuyo informe final se hizo público en estos días. El Gobierno, por medio del Departamento Nacional de Planeación y el Ministerio de Agricultura, instituyó una misión rural, dirigida por el exministro de Hacienda y Agricultura, José Antonio Ocampo, la cual viene estudiando los temas relacionados con el crecimiento de la producción agropecuaria, el bienestar rural, la problemática de la tierra y los apoyos al agro. La más reciente es la Comisión de Expertos en materia Tributaria, que tiene como propósito revisar el régimen tributario colombiano y proponer soluciones estructurales. Esperamos que estas misiones muestren profesionalidad, transparencia e independencia de opinión, formulen recomendaciones concretas de tipo estructural sobre los temas encomendados y logren el impacto que han tenido las misiones económicas de sus antecesores.

Roberto Junguito
Exministro de Hacienda
roberto.junguito@gmail.com

 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado