Roberto Junguito

Las perspectivas de América Latina

Roberto Junguito
Opinión
POR:
Roberto Junguito
abril 01 de 2015
2015-04-01 02:16 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

El crecimiento económico de Latinoamérica para el 2015, proyectado por el Fondo Monetario Internacional, es del 1,5 por ciento. Más aún, se prevé como improbable que la recuperación en el mediano plazo logre restablecer tasas anuales de crecimiento del Producto Interno Bruto mayores al 4 por ciento anual, registrado en el periodo 2004-2012. La desaceleración reciente ha sido particularmente severa en Suramérica, donde países como Argentina y Venezuela han venido registrando tasas de crecimiento negativas, en tanto que Brasil muestra estancamiento.

El Instituto Financiero Internacional (IIF), que representa la banca internacional, sostiene que muchos de los países de la región como estos no han podido aprender que la adopción de políticas económicas apropiadas y la disciplina tienen rendimientos positivos. En esas circunstancias, en esos países ha venido surgiendo un sentimiento de malestar y de protesta ante las políticas adoptadas.

Venezuela mantiene una situación que luce insostenible tanto desde el punto de vista económico como político. La caída en los precios del petróleo afectará adversamente aún más su actividad económica. La tasa anual de crecimiento del PIB para el 2015 se proyecta que será negativa y de menos del 5 por ciento. Se habla de la posibilidad de que ese país se encuentre muy pronto en imposibilidad de atender sus obligaciones de crédito externo.

Asimismo, el futuro económico de Argentina luce también incierto. Se prevé que el crecimiento económico sea negativo. En cuanto a la inflación, se proyecta que será superior al 20 por ciento anual. Se llama la atención que Argentina y Venezuela deben restablecer sus instituciones y poner en marcha programas económicos coherentes.

El caso de Brasil también luce preocupante, pues además del estancamiento de su economía con presiones inflacionarias, el país viene perdiendo su gobernabilidad a raíz de los actos de corrupción con los recursos de Petrobras. Sobre Brasil hay opiniones diversas. Algunos resaltan el riesgo que entre en una recesión severa como resultado de la inflación, las políticas inadecuadas de los últimos años y el impacto del escándalo de la petrolera. De otro lado, se reconoce también que ya ha comenzado a corregir sus políticas, y, como mencionaba alguno de los analistas expertos en estos temas, parece que su economía ya tocó fondo y comienza a recuperarse.

Esto deja como grandes esperanzas a los países de la Alianza del Pacífico: Colombia, Chile, Perú y México. No obstante el buen manejo de sus economías, la experiencia reciente indica que estos no son inmunes a los sucesos de la economía mundial, pues se encuentran expuestos a los vientos en contra provenientes del comportamiento de los precios de los productos básicos. Con todo, se vienen comportando de manera adecuada frente al cambio de la dinámica de la economía mundial y beneficiándose de sus mayores vínculos de comercio con Estados Unidos, ya que, además, disponen de tratados de libre de comercio con este país. Es interesante resaltar también que, en general, la situación económica de los países de Centroamérica y del Caribe es positiva, pues son importadores netos de petróleo y se benefician de la caída de los precios. Además, tienen vínculos comerciales y por la vía del turismo muy fuertes con Estados Unidos y se favorecen, por tanto, del mayor auge económico de ese país del norte.

Roberto Junguito

Exministro de Hacienda

roberto.junguito@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado