Rudolf Hommes Rodríguez

¿Qué es una familia?

Rudolf Hommes Rodríguez
Opinión
POR:
Rudolf Hommes Rodríguez
septiembre 01 de 2014
2014-09-01 01:19 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf52f0b4a.png

La Corte Constitucional ha procedido con prudencia y ha avanzado gradualmente en el reconocimiento de los derechos de parejas del mismo sexo, lo cual puede ser frustrante para ellas. Pero como lo explica Manuel José Cepeda, en un breve artículo ‘Un fallo innovador’ (El Tiempo, agosto 29, 2014), que debería ser lectura obligada para quienes son simpatizantes y opositores, la decisión que tomó la Corte la semana pasada consagra el derecho de todas las personas a conformar libremente una familia con hijos y todo, no solamente una pareja, como lo había reconocido en el 2007 y ratificado en 2011.

En esa última ocasión le dio dos años al Congreso para legislar sobre el tema y los legisladores no tuvieron el valor de cumplir con esa obligación, dejando la decisión de solemnizar o de legalizar uniones de parejas homosexuales en manos de notarios, lo cual no cumple el objetivo ni concuerda con el alcance del fallo.

Como anota Cepeda, es muy importante que la Corte haya mantenido el curso y continuado acercándose paulatinamente al objetivo de darles plenos derechos a las parejas homosexuales (“desarrollando ‘la doctrina del déficit de protección’ de las parejas del mismo sexo”).

Lo novedoso de esta decisión, y su trascendencia, consiste en que por primera vez establece una definición de familia que se aparta de la que el Procurador y la Iglesia Católica insisten en preservar que es la de un papá, una mamá y unos niños.

De ahora en adelante, en Colombia, una familia es una pareja de adultos y unos niños. Pueden ser dos papás y unos menores, o dos mamás y sus hijos, o cualquier otra combinación de dos adultos con sus hijos. Este tipo de familias y otras todavía más innovadoras existen en nuestro medio desde hace años y tienen ya nietos y hasta bisnietos, pero es la primera vez que obtienen el reconocimiento constitucional de que legalmente son una familia. El Procurador puede estar desacatando a la Corte de ahora en adelante cada vez que afirme que una familia son un papá, una mamá y sus hijos, y hasta puede ser sancionado por hacerlo.

La sentencia ha alegrado a los espíritus liberales que no han hecho sino alarmarse en el pasado más reciente por el viraje hacia la derecha, el extremismo y la intolerancia que ha dado nuestra sociedad desde que a la gente dejó de darle pena ser de derecha (sin que haya dejado de ser de mal gusto serlo en la forma como lo hacen algunas personalidades). También va a ser divertido observar cómo el locuaz y expresivo representante David Barguil incorpora estas nuevas familias a la agenda conservadora y defiende sus intereses después de haberse opuesto inexplicablemente a que se les consagrara el derecho a adoptar.

Es importante destacar, como también lo hizo Manuel José Cepeda, que la Corte en pleno ha proferido esta sentencia, lo que significa que los miembros que fueron nombrados por la derecha estuvieron de acuerdo.

Esto es muy importante porque, como ya se ha observado en otras instituciones no judiciales, parece que ser miembro de la Corte Constitucional ‘imprime carácter’ en el sentido de hacer que sus miembros se comporten como se espera que lo hagan los magistrados de una institución que tiene tanta responsabilidad.

Rudolf Hommes R.
Exministro de Hacienda
rhommesr@hotmail.com
 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado