Salomón Kassin Tesone

Hacia una Colombia más justa y próspera

El empleo y la expansión del mercado interno, frutos del crecimiento del sector industrial del país,

Salomón Kassin Tesone
POR:
Salomón Kassin Tesone
febrero 06 de 2011
2011-02-06 11:51 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7d23cb529d.png

En una entrevista a El Tiempo el 12 de enero, el doctor Miguel Urrutia manifiesta que para lograr tasas de crecimiento acordes con las de nuestros pares en el hemisferio, considera indispensables seis ingredientes:
1) Proyectos mineros ecológicamente sostenibles. 2) Sustancial inversión en infraestructura. 3) Incremento en la investigación agrícola que permita un aumento considerable en la productividad. 4) Incentivos para que la industria crezca. 5) Responsabilidad fiscal. 6) Una tasa de cambio ajustada.
Por venir de un acucioso analista de la política económica por varios lustros y actor respetado en el panorama nacional, vale la pena reflexionar alrededor de sus planteamientos.
De toda la entrevista, la importancia que le da al sector industrial es lo que más debería llamarles la atención a los responsables en el Gobierno por la política económica. Fedesarrollo, de acuerdo con los resultados de una encuesta sobre el índice de confianza, contrasta las expectativas de la industria con las que tiene el comercio, en donde no sorprende ver cómo la visión de los empresarios industriales sobre continuar realizando inversiones en el sector va en caída. Son muchos los que han perdido su entusiasmo y, buscando oportunidades, han migrado al comercio, a la construcción o al sector de servicios. A pesar de esta realidad, no es aceptable para el país sacrificar una tradición de tantos años, donde el empresario industrial colombiano fue respetado y admirado por sus pares en países vecinos por su capacidad innovadora y, en general, por su enfoque de disciplina productiva. De otra parte, el empleo y la expansión del mercado interno, frutos del crecimiento del sector industrial del país, son el complemento indispensable de la nueva fuente de riqueza que generará la inserción de Colombia al mundo de la minería y del petróleo.
En parte, esta caída en el interés en el sector industrial tiene que ver con el deterioro en los incentivos para invertir en él. No sólo hay que trabajar en mejorar estos incentivos, sino que es una tarea prioritaria encontrar alguna forma de lograr que el empresario vuelva a ver la industria como una actividad atractiva y rentable, de cara a otras alternativas. Hoy, los industriales están abocados a vaivenes de diversas índoles que hacen esa actividad poco atrayente, porque no guarda el esperado equilibrio entre riesgo, costo y beneficio.
El resumen que hace el doctor Urrutia es una aproximación fruto de muchos años de estudio. Creo que enriquece el diálogo, en particular alrededor de todo lo que toca con la reactivación del sector industrial. Ya se logró contener el flagelo inflacionario, por lo que ahora hay que aprovechar esta coyuntura. Además, recalca el entrevistado, a la mediocridad, en lo que se refiere a la ejecución de las políticas de Gobierno, tenemos que considerarla totalmente inaceptable.
El doctor Urrutia resume los requerimientos para poder aprovechar una coyuntura política favorable y lograr consolidar los esfuerzos que hace la administración del presidente Santos en busca de una economía más dinámica y un desarrollo social más balanceado. Esto tendrá como consecuencia una Colombia más justa y más próspera.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado