Sandra Forero Ramírez
columnista

Conciencia fiscal e inversión urbana

Preservar la conciencia fiscal para mantener la estabilidad del Tesoro Público es más que necesaria y consecuente con el contexto económico.

Sandra Forero Ramírez
Opinión
POR:
Sandra Forero Ramírez
octubre 05 de 2016
2016-10-05 09:29 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7ce79647b1.png

A propósito de la reciente aprobación del Presupuesto General de la Nación para el 2017, en el que se anticipaba un panorama complejo por los efectos de la caída del precio del petróleo sobre las finanzas públicas, el llamado a preservar la conciencia fiscal para mantener la estabilidad del Tesoro Público es más que necesaria y consecuente con el contexto económico.

De los 225 billones de pesos que figuran en el presupuesto, dos elementos invitan a la reflexión de lo que será sortear las necesidades de inversión pública el próximo año.

El primero tiene que ver con la reducción del 10,3 por ciento que enfrentará el rubro de inversión, pasando de 36,7 billones de pesos, en 2016, a 32,9 billones de pesos. Más allá de los frentes que deberán ser priorizados en ese nuevo entorno fiscal, lo cierto es que para lograr las metas de país y la construcción de grandes proyectos, se requiere del concurso decidido del sector privado en su financiación y ejecución. Las nuevas formas de asociación público privada y la fortaleza institucional del país en materia de estructuración y financiación de proyectos, establece oportunidades de inversión de las firmas en la construcción de infraestructura y en la atención de las necesidades de la población.

Lo segundo hace referencia al aumento del rubro de transferencias para la inversión regional. En ese componente, las cifras muestran un aumento de 6,3 por ciento, llegando a 50,3 billones de pesos, con un incremento de 10 por ciento, en los recursos del Sistema General de Participaciones. Ese es un componente de inversión clave que debe hacer parte del nuevo contexto fiscal, ya que de su correcto aprovechamiento dependerá la ejecución de los proyectos de desarrollo que demandan las regiones y metrópolis del país.

Muchas veces, los proyectos y las inversiones que requieren los centros urbanos trascienden el ciclo económico. Es por eso que la realidad sobre el cierre de brechas regionales y la promoción de la competitividad de las ciudades están ligadas con la capacidad de invertir en los territorios y brindar infraestructura urbana para todos los segmentos de la población. La semana pasada, The Economist publicó un artículo (Left behind) sobre la desarticulación entre el proceso de urbanización y la reducción de la pobreza en ciudades africanas, concluyendo, entre otras, que la ausencia de inversión en infraestructura urbana ha generado detrimento en el acceso a bienes y servicios básicos para los nuevos pobladores, agravando fenómenos de exclusión, inseguridad, insalubridad, formación de tugurios.

En el caso colombiano, se debe seguir pensando en grandes proyectos de inversión para las ciudades. Los programas contemplados en los Planes Municipales de Desarrollo de las 17 principales capitales del país, estiman inversiones para los próximos 4 años por 173,8 billones de pesos, es decir 43,4 billones anuales, con cerca de 240 proyectos de infraestructura urbana por 68 billones de pesos en los 4 años, esto es, en promedio, 17 billones de pesos anuales. Además de la relevancia de esos volúmenes de recursos, es claro que se puede hacer contrapeso al ajuste en el rubro de inversión de las finanzas públicas nacionales; no obstante eso debe estar soportado en una precisa formulación y estructuración de los proyectos, así como en una correcta ejecución de la inversión prevista. Solo con eso ya estamos apoyando desde las ciudades y los proyectos la necesaria conciencia fiscal.

P.D.: en buena hora se anunció la primera línea del metro para Bogotá. Con correcta gerencia y articulación nación-región, se pueden impulsar grandes soluciones urbanas.

Sandra Forero Ramírez
Presidenta Ejecutiva de Camacol

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado