COLUMNA

La era de las máquinas

Santiago Aldana
Opinión
POR:
Santiago Aldana
junio 16 de 2016
2016-06-16 08:56 p.m.

La recesión financiera, originada desde la crisis de 2008, evidenció un fenómeno del que aún el mundo está recuperándose. Por otra parte, en la economía mundial se observan tendencias que no son captadas por los indicadores tradicionalmente usados. Productos gratuitos como georreferenciación, comunicación a través del chat, la descarga de música y videos se consolidan en el mercado para contribuir al bienestar de las personas; sin embargo, no impactan indicadores como el PIB de un país.

En la actualidad, el consumidor tiene acceso a productos que antes ni soñábamos; posiblemente entramos a la economía de la abundancia. Así como se dio en la época de la Gran Recesión de los años 30, vuelve a darse una preocupación por la disociación entre esta productividad y la generación de empleo. En esa época se cuestionaron los beneficios que otorgaba la tecnología multipropósito o energía eléctrica, que fue vista como una de las principales causas del desempleo. El solo uso de la energía eléctrica no tuvo, en un principio, ningún efecto en la productividad. Solamente después de empezar a usarla, y hasta que cambiaron los procesos se logró duplicar la productividad.

Hoy, se observa en todo el planeta que la tecnología abre miles de posibilidades para las personas, pero deben estar preparadas para afrontar los retos de la modernidad. Tal como lo menciona Erik Brynjolffson, el computador se ha convertido en una tecnología multipropósito, que debe propender a un cambio en procesos, conocimiento de las personas y a las empresas para crear nuevos tipos de trabajo.

Estamos viendo cómo la máquina empieza a realizar actividades o tareas que antes solo existían en nuestra imaginación. Carros conducidos por computadores, completamente autónomos y capaces de desplazarse con menor probabilidad de error. A su vez, la atención al cliente de forma directa y personalizada, al estilo Siri o Watson, se consolidan como las innovaciones del sigo XXI.

La ‘nueva era de la máquina’ marca un hito entre la tecnología y el conocimiento humano. Este proceso evolutivo está sustentado en el conocimiento y la innovación. Así, un gran potencial de empleo se abre alrededor de la tecnología que permite procesar grandes volúmenes de datos y crear modelos para el beneficio de la sociedad.

Millones de personas conectadas a la red, la aparición de innovaciones ubicuas, el desarrollo de los smartphones y el Internet de las Cosas (IoT) presentan múltiples oportunidades, solo aprovechables mediante una inmersión profunda en el aprendizaje del uso de estas tecnologías. El motor del cambio en las empresas radica en la forma como utilizan las tecnologías como la inteligencia artificial (machine learning) y el ‘big data’, para ofrecer bienes y servicios a precios más competitivos.

Afortunadamente, el conocimiento ya no es el monopolio de unos pocos. La tecnología ha permitido que esté al alcance de todos. Asimismo, la forma de aprender ha cambiado, por lo que debemos enseñar a aprender, y de esta manera enfrentar los desafíos y oportunidades que nos llegan con la era de la máquina, para lograr el bienestar del ser humano con una mejor distribución de la riqueza.

Santiago Aldana Sanín
Presidente de iQ Outsourcing


Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado