Aspectos de la historia reciente

Santiago Araoz-Fraser
POR:
Santiago Araoz-Fraser
junio 05 de 2008
2008-06-05 12:50 a.m.

La historia es un apoyo diagnóstico que debe consultarse; además, quien la conoce, difícilmente es extremista. Revisemos los últimos 50 años cuando los gobiernos expresaron su programa de Gobierno en un plan de desarrollo. sobresalen tres con vida propia como aportantes por su visión global con cierta originalidad.

Carlos Lleras Restrepo con su plan de desarrollo económico y social, tuvo una concepción integral caracterizada por el impulso al sector industrial, que vendría de una fuerte demanda interna proveniente del agro al mejorar su productividad y vincular más familias mediante la reforma agraria, apoyado en un Estado fuerte que intervendría para apoyar el crecimiento armónico, enfatizando en el sector externo (expo-impo) al considerar la escasez de divisas como el 'cuello de botella' del desarrollo. Fue el período dorado de la planeación en Colombia: con preocupación por los desprotegidos para lo que se creó el Icbf y con gran fuerza y autonomía en lo internacional, pues inició el Pacto Andino, hoy CAN. Así las cosas, se realizó una gran labor dentro de la concepción del desarrollo hacia adentro.

Las Cuatro Estrategias: fue el Plan del presidente Misael Pastrana Borrero quien se apoyó en los planteamientos del profesor Lauchlin Currie, muy influyente con su libro La Operación Colombia, donde afirmaba que la migración rural-urbana es incontrolable y es positiva, pues abastece a las ciudades de mano de obra no calificada, utilizable en la construcción de vivienda y obras públicas, sub-sector muy influyente en la matriz insumo-producto por el gran número de rubros que abarca, impulsando así demanda interna.

La Apertura: fue el nombre genérico de una baja brusca de aranceles que tuvo lugar en 1992, durante el Gobierno de César Gaviria, y que significó la llegada del librecambismo con su correlato la globalización, que transformó así la estructura productiva, al golpear fuertemente los sectores agropecuario e industrial y al generar concentración; pero favoreció al consumidor, impulsó la actualización tecnológica e indujo la inserción a la mundialización de la economía.

Desde entonces y hasta el 2008, los gobiernos se han apoyado en matices de ese mismo tema que consiste en la aplicación neoclásica inspirada en el laisser faire, laisser passer y en el Estado gendarme, respaldado en la estabilidad macroeconómica. Todo con el propósito de favorecer la inversión y así estimular el crecimiento y el empleo. El país evolucionó de rural a urbano, logró cierta integración nacional, se modernizó bastante en las ciudades, y tuvo un crecimiento económico mediano alterado por la crisis del 1998-1999. Pero ese mismo país se acomodó a vivir con la violencia.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado