Sergio Calderón Acevedo
Sergio Calderón Acevedo

Para cuando sea tarde

Los proyectos de generación de energías renovables no se están adelantando por la falta de una normatividad para este segmento de la industria.

Sergio Calderón Acevedo
Opinión
POR:
Sergio Calderón Acevedo
julio 24 de 2016
2016-07-24 07:30 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c786ab05c57.png

Parece que la implementación de los acuerdos con los grupos armados ilegales no ha dejado tiempo a los ministros de Minas y Energía, y de Medio Ambiente para atender otras prioridades.

Todos los días hay titulares, crónicas, columnas de opinión y extensos artículos sobre los proyectos de generación de energías renovables que no se están adelantando, por la falta de una normatividad para este segmento de la industria.

Con el afán de ‘El Niño’ superado, y pensando más bien en cómo mitigar los desastres anunciados por la imprevisión por la próxima ‘Niña’, todos han olvidado que hay tareas pendientes y que, al fin y al cabo, el futuro no es normalmente una prioridad en la política colombiana.

La crónica de este fracaso anunciado comenzó el 13 de mayo del 2014, cuando fue sancionada la Ley 1715 que incorporó las energías renovables no convencionales (solar, eólica, geotérmica y de biomasa), al Sistema Eléctrico Nacional.

Estableció exenciones tributarias y ventajas contables para proyectos de generación a base de los recursos mencionados. Condicionó la ley su aplicación a la expedición de los correspondientes decretos y normas reglamentarias.

Como tantas cosas en Colombia, el primer decreto apenas fue promulgado el pasado 4 de noviembre, y este dio tres meses a la Upme y al Minambiente para reglamentar los tecnicismos y las certificaciones que permitirían aplicar lo estipulado en la ley.

En febrero de este año, sobre el plazo, la Upme expidió su resolución, definiendo los bienes y servicios que pueden beneficiarse de los estímulos de la 1715. No así, el Ministerio de Medio Ambiente sigue con incumplimientos, casi nueve meses después.

El pasado 2 de mayo, el exministro de Medio Ambiente, Gabriel Vallejo, en víspera de dejar el cargo, me escribió diciendo: “...he leído con mucho interés su artículo del día de hoy en Portafolio (1 de mayo, ‘Tareas pendientes’)..., le agradezco sus comentarios y le cuento que antes del viernes de esta semana quedará firmada la resolución de energías alternativas”. Seguimos esperando.

Tal vez el ministro Murillo tenga la resolución lista, pero le esté dando su toque personal. Su región, al fin y al cabo, se puede beneficiar enormemente con ella. La esperada resolución debe reglamentar los mecanismos de obtención de los Certificados de Beneficio Ambiental, los cuales son indispensables para acceder a las exenciones de ley.

El otro tema que tiene en vilo al sector, y que debe ser objeto del oficio del ministro Arce, es el de reglamentar la cogeneración de pequeños proyectos y la venta de energía por parte de estos a la red. Sin esta definición, miles de proyectos de pequeña y media escala no serán implementados en un país que cuenta con abundantes recursos renovables, mucho más baratos que las hidroeléctricas, o que el carbón que es quemado en las plantas térmicas.

Además, el Minenergías debe pensar que las nuevas energías (eólica y solar) serán producidas principalmente en regiones apartadas de los grandes centros productivos. Y esta debe ser transportada por una red de mayor capacidad, lo cual implica, a su vez, grandes inversiones y mucha planeación.

Ministros, es hora de ponerle más interés a este tema. No sea que la titular de Industria, ya sin paro camionero, diga ahora que la economía no creció y que no hay inversión extranjera por culpa de otros despachos.

Economista
sercalder@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado